Clínicas en Elche, Benidorm, Valencia, Gandía, Alcoy y Torrevieja Pide cita sin compromiso

¿Qué es la carboxiterapia?

La carboxiterapia es una técnica no quirúrgica y mínimamente invasiva, que utiliza el gas de dióxido de carbono con fines terapéuticos y estéticos. Se trata de la terapia perfecta para combinar con unos hábitos de vida saludables y eliminar la grasa resistente a las dietas y el ejercicio.

Es un tratamiento en el que se inyecta CO2 (dióxido de carbono) debajo de la piel, mediante microinyecciones en la que se controla el flujo de gas, la dosis administrada y el tiempo. Como consecuencia, nuestro cuerpo expulsa este gas de forma natural, ayudando a que nuestro organismo segregue: serotonina, histaminas y catecolamina ; neurotransmisores que provocan una dilatación vascular al conseguir que los tejidos subcutáneos se relajen.

Por ello, la carboxiterapia es capaz de generar en nuestro organismo un efecto bioquímico, por lo que tiene un efecto similar al que aporta la actividad física, pero en cambio, este tratamiento consigue mejorar los resultados en la grasa subcutánea, algo que el deporte por sí solo no consigue.

Aplicación en el campo de la salud.

Una de las funciones más importantes de este tratamiento se lleva a cabo en cardiología, la rama de la medicina que se encarga de estudiar, diagnosticar y tratar las enfermedades relacionadas con el corazón y el sistema circulatorio.

La carboxiterapia tiene un efecto reparador en la microcirculación de los tejidos en los que se aplica, es decir, en pacientes con problemas de circulación sanguínea o incluso acumulación de grasa en las arterias.

¿Cuáles son las principales funciones de la carboxiterapia en medicina estética?

Combatir la celulitis.

Eliminar la grasa localizada.

Suavizar las estrías.

Mejorar las arrugas faciales.

Actúa contra la flacidez de la piel de la cara.

Aporta un blanqueamiento de ojeras.

CELULITIS

Debido a que la carboxiterapia mejora la oxigenación celular, consigue estimular la combustión de las grasas y tratar la celulitis.

GRASA

En muchas ocasiones, hay zonas de nuestro cuerpo que desarmonizan nuestra silueta, y a pesar de bajar de peso, el cuerpo pierde en las zonas estipuladas genéticamente, pero en otras es más complicado de eliminar.

Gracias a la carboxiterapia, podemos elegir qué zona del tejido graso tratar y mejorar el metabolismo, produciendo un drenaje linfático que se encarga de la ruptura de las células grasas.

Las zonas más comunes son el abdomen y las caderas.

ESTRÍAS

El dióxido de carbono reestructura el tono de la piel, ya que al proporcionar oxígeno a los tejidos adiposos, se estimula la producción de colágeno en la zona. Además, es un tratamiento que favorece el rejuvenecimiento de la piel, por lo que también es una ayuda para prevenir que nuevas estrías aparezcan

REJUVENECIMIENTO FACIAL

La carboxiterapia puede aplicarse también en el rostro, ya que ayuda principalmente a mejorar la circulación del tejido, devolviendo vitalidad y elasticidad que se va perdiendo con los años.

OJERAS

En general, ofrece excelentes resultados al incrementar la microcirculación y la formación de nuevo colágeno en la piel. Por ello, en la zona de las ojeras consigue tersar la piel, mejorar la circulación y dotar al rostro de salud y descanso.

Procedimiento y resultados

El dióxido de carbono se infiltra en la zona elegida y mientras una parte de adhiere a la grasa, el resto se dirige al torrente sanguíneo, contacta con la hemoglobina, provocando la generación de oxígeno y el aumento del riego sanguíneo. Una vez aplicado el tratamiento, se realiza un masaje para facilitar la distribución del CO2 en la zona tratada.

Dependiendo de la zona del cuerpo que se va a trabajar y las necesidades de cada paciente, serán necesarias más o menos sesiones. En términos generales se recomiendan una media de 5 a 10 sesiones, aplicando 2 de ellas en la misma semana. Después de realizar la sesión, hay que tener precaución con la exposición directa de los rayos uva en la zona tratada.

Además, al ser un tratamiento mínimamente invasivo, al terminar cada sesión, el paciente puede realizar de inmediato sus actividades rutinarias, siendo los únicos efectos secundarios:

  • Enrojecimiento
  • Leve sensación de ardor en la zona tratada
  • La aparición de hematomas leves

No obstante, es muy importante que el tratamiento se aplique por un profesional, ya que hay algunos casos, como embarazadas, diabéticos y pacientes con problemas renales, en los que no es recomendable realizar este tipo de tratamientos.

En clínicas ilahy, contamos con un equipo médico altamente especializado en los diferentes servicios, buscando así la excelencia en cada tratamiento. Además, por encima de todo siempre prima la salud del paciente, ofreciendo el respaldo del grupo hospitalario IMED Hospitales 24 horas al día y los 365 días del año.

Opiniones

Pide tu cita diagnóstica gratuita

Clínicas de cirugía y medicina estética de IMED Hospitales

Contacta por Whatsapp