Clínicas en Elche, Benidorm, Valencia, Gandía y Torrevieja Pide cita sin compromiso

¿Qué es y cómo tratar las mamas tuberosas?

¿Alguna vez has oído hablar de las mamas tuberosas, o también conocidos como pechos tubulares? De no ser así, no pasa nada, te lo explicaremos ahora.

Seguramente te hayas preguntando el porque tus pechos tienen el aspecto que tienen, o quizás el porque no son simétricos, porque uno es más grande que el otro, porque tus pezones son diferentes al resto… O porque la forma de tus senos (o uno de ellos) se asemeja a la de un tubo. Tranquila, todos estos casos mencionados son normales, al igual que tus pechos.

Las mamas con un aspecto similar a la de un tubo se conocen como mamas tuberosas, esto es debido a que han experimentado malformaciones o anomalías estéticas durante el desarrollo. ¿Quieres saber que son exactamente las mamas tuberosas, las causas y cómo tratarlas? Sigue leyendo.

¿Qué son las mamas tuberosas?

Las mamas tuberosas son una malformación mamaria, no hereditaria, cuyo desarrollo se produce durante la pubertad. Su principal característica, la cual la permite diagnosticar, es que disponen de una forma irregular: los pechos no son simétricos, cada uno suele tener un tamaño y altura diferente, y en vez de crecer redondos, crecen hacia abajo, simulando la forma de un tubo. No es una malformación que suponga un riesgo para la salud a nivel físico, pero si que daña la autoestima de las mujeres.

Por esta razón son muchas las mujeres que deciden pasar por quirófano para corregirlas, ya que es la única manera de hacerlo.

Pero es tal el tabú de las mamas tuberosas, que muchas mujeres las tienen pero ni siquiera lo saben. Razones por las que muchas veces nos preguntan “cómo saber si tengo mamas tuberosas“.

Causas de las mamas tuberosas

Las mamas tuberosas se producen debido a una falta de crecimiento en el polo inferior mamario durante el período de desarrollo del busto de la mujer. Y a su vez un incremento de la densidad y elevación del surco submamario, que provocan la imposibilidad de expansión de la  parte inferior de la mama. Esto es el culpable que dote al pecho de un aspecto extraño, porque todo el volumen mamario se encuentra en la mitad superior.

Además este problema de desarrollo suele ir acompañado, frecuentemente, con el desarrollo de una distensión y crecimiento de las areolas. Al ser éstas  las zonas de mayor debilidad y laxitud de la mama, se produce un aspecto tubular en las mamas.

Tal y como mencionábamos antes, este hecho no supone un riesgo para la salud física de las mujeres pero si en el desarrollo psicológico de las pacientes, su interacción social, su vida íntima. Dañando por completo su imagen corporal y confianza en sí mismas.

¿Qué grados de mamas tubulares hay?

Nos podemos encontrar con diversos grados de mamas tubulares, las cuales se clasifican según su inclinación. Por lo general se clasifican en cuatro diferentes dependiendo del volumen y su piel. Pero para quienes se estén preguntando ‘cómo saber si tengo pechos tubulares’, los expertos describen características comunes que permiten diferenciarlas: areolas grandes que sobresalen, diferencia de volumen entre un seno y otro, un surco mamario muy reducido (la zona que está justo por debajo de la teta) o ambos pechos presentan una importante separación entre sí (el canalillo).

mamas-tuberosas-problemas

  • Grado I: Mama atrófica en el cuadrante inferior interno con areolas orientadas hacia abajo.
  • Grado II: Mama con desarrollo deficiente en el cuadrante inferior, con areola orientada hacia abajo y extremadamente grande.
  • Grado III: Mismas características que el grado II pero sin espacio entre la areola y el surco submamario.
  • Grado IV: Es el caso más grave, la mama se encuentra contraída en exceso, viéndose afectados lo cuatro cuadrantes.

Mamas tuberosas, cómo corregirlas

Aunque realmente no existan un estudio que explique la causa directa de estos problemas, sí que disponemos de opciones de cirugías quirúrgicas para el mismo. Es importante entender que un aumento mamario simple habitualmente no es una buena opción. Esto es debido a que es totalmente erróneo querer corregir una deformidad mediante un aumento del volumen total de la mama. Puesto que, al hacerlo, se conseguirá una mama grande, pero con la misma deformidad previa, o incluso una deformidad más evidente.

Sí, la corrección mediante una operación de mama tuberosas es compleja y difícil. Hay múltiples técnicas y procedimientos para ello, que pueden realizarse de manera simultánea o previa a la colocación de un implante mamario. Al final la decisión de optar por una u otra técnica será valorada por el cirujano plástico que disponga de experiencia en cirugía reparadora. Cada caso es diferente, por ello las técnicas deben ser adaptadas y ajustadas a cada paciente, en base a su anatomía y grado de malformación.

Opiniones

Pide tu cita diagnóstica gratuita

Clínicas de cirugía y medicina estética de IMED Hospitales

Contacta por Whatsapp