Clínicas en Elche, Benidorm, Valencia, Gandía y Torrevieja Pide cita sin compromiso

Otoño, la mejor época para el peeling.

Tienen fama de ser agresivos y debilitar la piel, pero es algo totalmente erróneo. El peeling facial, tratamiento estrella del otoño, es la técnica más eficaz para otorgar a la piel juventud y lozanía.

La técnica, realizada de manera correcta, es altamente efectiva a la hora de regenerar la piel, quitarle años y ganar luminosidad (entre otros beneficios que mencionaremos más adelante). La clave es personalizar el tratamiento, ya que cada paciente dispone de un tipo de piel diferente. Desde las manchas hasta el acné, hay un peeling para cada caso y cada piel.

Peeling facial ¿Qué es y para qué sirve?

Esta técnica médico estética cumple la función de exfoliar las capas más externas de la piel. Sí, es cierto que se puede realizar el peeling de forma física, mediante un scrub o una dermoabrasión, pero también tiene su aplicación química a través del uso de sustancias químicas exfoliantes. Esta exfoliación de la piel otorga beneficios estéticos (piel más lisa, luminosa y tersa) pero también beneficios médicos, ya que dependiendo de la sustancia utilizada se pueden tratar diversas patologías como el acné o el melasma.

No obstante, los beneficios a nivel estético son los que más llaman la atención, ya que se logra eliminar impurezas, limpiar y reducir el tamaño del poro, combatir las manchas y pequeñas arrugas y enfrentarse a los efectos de la contaminación ambiental. Y a todo esto tenemos que sumarle la capacidad de estimular la microcirculación sanguínea, con la finalidad de potenciar el mejor funcionamiento de las células epidérmicas.

¿Qué tipos de peelings hay disponibles?

Dentro del tratamiento estético del peeling facial encontramos diversas técnicas, que se clasifican en base a la profundidad: peelings superficiales, medios y profundos.

  • Peelings superficiales: el peeling de glicólico, por dar un ejemplo, son de las versiones más suaves, se aplican para eliminar células muertas de la piel y no conllevan exfoliación. Algunos como mucho una descamación muy suave superficial. Son aplicables para tratar el acné, el melasma, etc. y sobre todo para conseguir una piel más luminosa.
  • Peelings medios: un ejemplo el peeling de ácido tricloroacético, producen unas costras que se irán desapareciendo en 5-10 días según la intensidad del procedimiento. Este tipo de peelings logran mejorar arrugas finas, cicatrices de acné, y estimular la formación de colágeno, logrando que la piel recupere su firmeza. También sirven para tratar léntigos o lesiones dermatológicas como las queratosis actínicas.
  • Peelings profundos: son técnicas mucho más agresiva, que produce una quemadura más profunda que los anteriores y que en ocasiones ha de realizarse en quirófano y requieren unos cuidados posteriores, incluso durante meses. Al ser más invasivo, el rejuvenecimiento y renovación de la piel es muchísimo mayor, mejorando hasta las arrugas más profundas o un fotoenvejecimiento marcado.

Beneficios del peeling facial

El peeling facial conlleva muchos beneficios, como algunos mencionados anteriormente, pero, como en cualquier tratamiento de medicina estética, el más importante de todos es el psicológico y emocional. Podremos disfrutar de una piel sin manchas, ni imperfecciones, la cual desearemos mostrar, lo que nos aporta seguridad, bienestar y confianza.

  • Mejora la textura de tu piel.
  • Aumenta la tasa de renovación celular de tu piel.
  • Fomenta la formación de colágeno.
  • Reduce las líneas finas (arrugas).
  • Disminuye la hiperpigmentación. (manchas).
  • Desbloquea los poros ayudando a eliminar el acné.
  • Deja tu piel suave.
  • Proporciona un aspecto más uniforme a la piel.
  • Mantiene el aspecto de tu piel hidratada.
  • Mejora la cicatrización.

Opiniones

Pide tu cita diagnóstica gratuita

Clínicas de cirugía y medicina estética de IMED Hospitales

Contacta por Whatsapp