Clínicas en Elche, Benidorm, Valencia, Gandía y Torrevieja Pide cita sin compromiso

Cómo empezar a cuidar nuestra piel con los primeros rayos de sol

¿Quién no sueña cada año, cuando se acerca la temporada de verano, con unas piernas bronceadas y un rostro luminoso de tez dorada? El problema es que, normalmente, al acercarse el buen tiempo nuestro rostro está apagado y nuestra piel no se encuentra en un estado óptimo, en parte debido al cansancio, el estrés, el trabajo, los malos hábitos alimenticios… Pero, antes de exponernos al sol, es necesario ser prudentes y no poner ni nuestra piel ni nuestra salud en peligro. Necesitamos saber cómo preparar tu piel para el sol correctamente.

No podemos engañar a nadie, estamos deseando tirarnos en las hamacas, ponernos el bañador e ir corriendo a la playa. Sí, solemos  usar protección, pero tendemos a olvidarnos de algo esencial: preparar nuestra piel antes. Durante gran parte del invierno la hemos tenido tapada, por lo que ya no está acostumbrada a estar expuesta directamente al sol. Tenemos que prepararla de forma progresiva y sin correr riesgos. ¿Cómo? Te lo explicamos.

Con los siguientes consejos te ayudaremos a tener esa piel dorada con la que soñamos durante todo el año. ¿Un exfoliante, una crema hidratante, un vaso de zumo de limón, y algún tratamiento estético? Nunca se es excesivamente previsora cuando lo que buscamos es no quemarnos durante el primer día de vacaciones.

Primer paso: Exfoliación de la piel

Lo primero, y más importante, es limpiar la piel y eliminar todas las impurezas a las que la sometemos diariamente. Esto se debe de hacer antes de comenzar la exposición al sol, y para ello  deberás seguir estos consejos para despedirte definitivamente a impurezas y células muertas.

¿Cómo se realiza la exfoliación de la piel en casa? Es muy simple, tal solo es necesario buscar un exfoliante con acción biológica sin gránulos, el cual extenderéis en el rostro mediante un sencillo gesto. Se trata de productos con una textura muy agradable y no abrasiva que permite una limpieza profunda de tus poros y además purifica tu piel. Si tienes dudas sobre qué exfoliante comprar, nosotros mismos en clínica te podremos recomendar uno. En el caso de productos corporales, lo mejor es optar por un exfoliante con gránulos más gruesos. Este permitirá eliminar las células muertas y te dejará la piel suave, luminosa y lista para la exposición solar.

Herramientas como un guante de kessa te ayudará a exfoliar tus células muertas y reactivará la renovación celular de tu piel estimulando la circulación sanguínea. Además, permitirá que tu piel se oxigene y respire mejor.

Segundo paso: Hidratarla en profundidad

Ya has liberado tu piel de impurezas mediante la exfoliación, por lo que ahora toca el momento de su hidratación . Para esto solemos recomendar una loción hidratante tanto para el rostro como para el cuerpo. Además de hidratar tu piel en profundidad, hay algunos productos que contienen un agente exfoliante que le conferirán aún más luminosidad, y además eliminará el resto de células muertas (más superficiales) que hayan podido quedar. Debido a que los poros están limpios, la piel será más receptiva a los agentes beneficiosos de una mascarilla hidratante.

Pero además, mediante la aplicación de sérum con propiedades rejuvenecedoras, le darás a tu piel el resplandor y la tonicidad que necesita. Este sérum específico no solo protegerá tu piel, si no que repara el ADN celular dañado por los radicales libres. Con esto evitarás el envejecimiento prematuro y conservarás la firmeza y luminosidad.

Tercer paso: Alimenta tu piel

Para disfrutar de una piel morena es totalmente necesario cuidarse bien por dentro, por eso es necesario llevar una alimentación rica en vitaminas y antioxidantes tu piel estará más preparada para enfrentarse al sol. ¿Qué debe contener esta dieta? Incorpora alimentos/productos ricos en betacaroteno: Zanahorias, tomates, albaricoques, melones, verdura… Todos ellos activan la producción de melanina y preparan tu piel para el bronceado.

  • Purifica tu piel de forma natural: Mezcla el zumo de un limón exprimido con agua mineral todas las mañanas, te permitirá evitar las rojeces y purificará tu piel.
  • Las vitaminas te sentarán muy bien: Incorpora a tu dieta vitaminas y antioxidantes (son realmente importantes). La vitamina A, por ejemplo, se encuentra en la grasa de pescado (salmón, caballa, etc.) y los aceites vegetales y los cereales son productos ricos en vitamina E.

Tratamientos aliados de la salud de la piel

¿Qué puede hacer un especialista en una clínica de medicina y cirugía estética por tu piel? Una limpieza de cutis y los peelings para renovar la piel son clave, además se adaptan totalmente a cada necesidad, ya que en ocasiones se requieren de intensidades más altas y otras mas bajas. Esto permitirá remover las impurezas y renovar las capas de la piel.

Una vez realizada la renovación de la piel, lo ideal es hidratarla y bioestimularla, nutriéndola en profundidad mediante la mesoterapia. Y si, por alguna razón, hay indicios de flacidez, se aconseja usar tratamientos como la radiofrecuencia. Con ello renovarás el colágeno de tu piel, permitiendo tensarla y tonificarla.

Igualmente, si tienes dudas sobre como cuidar tu piel ante la exposición solar, puedes acudir a nuestras clínicas para solicitar una primera cita, totalmente gratuita y sin compromiso.

Opiniones

Pide tu cita diagnóstica gratuita

Clínicas de cirugía y medicina estética de IMED Hospitales

Contacta por Whatsapp