Clínicas en Elche, Benidorm, Valencia, Gandía y Torrevieja Pide cita sin compromiso

Cirugía facial: todo sobre el lifting

El lifting es, sin dudar, uno de los tratamientos estrella cuando se trata de combatir el envejecimiento facial; y es que con la edad se produce una pérdida de volumen facial, que poco a poco altera la estructura y la forma del rostro. Para lograr evitar la flacidez y el desplazamiento del músculo y la grasa, sumándole las arrugas, es imperativo trabajar sobre las estructuras firmes capaces de resistir las fuerzas gravitacionales y de la mímica, es decir, las estructuras musculares.

En base a la edad y el tiempo de postoperatorio del que dispone cada paciente, se pueden realizar diferentes técnicas para lograr una rápida recuperación y poder volver al día a día.

Mini lifting

Esta técnica, también conocida como Weekend Lift o lifting de fin de semana, es una intervención indicada para combatir los primeros signos de la edad. Esta técnica es la más efectiva, duradera e indicada, para pacientes de 40 a 50 años que ya muestran los primeros signos de descolgamiento, tales como el inicio de la pérdida mandibular y de las líneas marionette.

La incisión practicada en esta técnica es mínima y se aborda por el interior de la parte de detrás de la oreja, haciéndola imperceptible. Se consigue una tracción que redefine todo el contorno mandibular. Además, es perfecto para personas que no se sientan preparadas para pasar por quirófano ya que se utiliza anestesia local o una simple sedación. El post operatorio es muy breve, tan solo unos días es suficiente.

Mid face lifting

A medida que pasan los años la cavidad orbitaria, destinada a alojar los globos oculares, se hace más grande. Junto a eso comienza la pérdida de colágeno de la piel, culpable de acentuar la flacidez, marcando con más profundidad la ojera y desplazando el pómulo hacia abajo.

Este agrandamiento de la zona periorbitaria, junto al desplazamiento de los tejidos blandos, hace que la piel del párpado esté directamente en contacto con el hueso orbital que rodea al ojo, marcando en las ojeras unos profundos surcos. Para conseguir rejuvenecer la zona periorbitaria y subir el pómulo a su posición inicial, se tiende a practicar un mid face lifting.

Esta técnica consiste desplazar los tejidos blandos y la musculatura que se ha descolgado, hacia arriba, para unirlo alrededor del hueso de la zona periorbitaria. El cirujano lo aborde por la línea de las pestañas inferiores (incisión subciliar para elevar los tejidos que han caído, cubriendo la concavidad ósea, recuperando el volumen perdido y realizando un efecto lifting de toda la zona nasogeniana).

Se trata de una operación que puede durar unas dos horas. El postoperatorio dura aproximadamente tres días, momento en el que desaparece la inflamación producida en la zona maxilar superior.

Lifting endoscópico o endolifting

El lifting endoscópico, a diferencia del lifting tradicional, es una intervención mínimamente invasiva, que permite al paciente incorporarse a la vida diaria enseguida. No solo reseca los músculos que producen las arrugas del entrecejo, se elevan las cejas a la altura deseada por la paciente, y se rejuvenece toda la zona alrededor de la órbita.

Se trata de un tipo de lifting que suele realizarse en pacientes a partir de los 30 años, dependiendo siempre de cada diagnóstico. La intervención dura 45 minutos, y se realiza con un procedimiento ambulatorio. Gracias a que se realiza mediante endoscopio no presenta hinchazón ni moratones.

Lifting clásico

Es el lifting más común y practicado, y la técnica con la que se logran mejores resultados a la hora de definir el cuello, dobles papadas, y bandas medibles por debajo del mentón. El paciente ideal para esta técnica de cirugía facial ronda los 45 años en adelante.

La intervención puede durar hasta 2 horas y media. Una vez realizada la intervención puede aparecer inflamación, hematomas y sensación de dureza durante unos días. Las cicatrices en este caso son mínimas y desaparecen a los meses. Es la cirugía idónea cuando en el diagnóstico se destacan tres características: estirar piel, traccionar músculos y aumentar volumen con grasa.

El tiempo de recuperación es el más largo de las técnicas de lifting facial mencionadas, suelen requerir unas 2 semanas de recuperación.

Opiniones

Pide tu cita diagnóstica gratuita

Clínicas de cirugía y medicina estética de IMED Hospitales

Contacta por Whatsapp