Clínicas en Elche, Benidorm, Valencia, Gandía y Torrevieja Pide cita sin compromiso

Vuelve a sentirte cómoda con tu pecho. ¿Cuándo debo someterme a una reducción mamaria?

La reducción de pecho es una intervención que tiene como objetivo principal lograr el bienestar físico y psicológico de cada paciente.

Por otra parte, el objetivo de la intervención es alcanzar que el tamaño y forma de la mama esté en proporción con el resto del cuerpo de la mujer, en concreto la parte del tórax.

¿Cuándo debo someterme a una reducción mamaria?

Una de las patologías más habituales que nos encontramos en clínicas ilahy, en este tipo de intervenciones es la Hipertrofia mamaria o Gigantomastia, caracterizada por un crecimiento excesivo de las mamas. La mayor parte de los casos de esta patología se desarrollan durante el embarazo o la pubertad.

También cabe destacar, que actualmente nos encontramos en uno de los mejores momentos para realizar esta operación, siendo el rango de tiempo durante los ocho meses que oscilan entre antes y después de verano, ya que encontramos una menor exposición de la radiación solar. Además, es la temporada idónea para cualquier cirugía, ya que el frío, es uno de nuestros mejores aliados en los procesos postoperatorios.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes?

La mayoría de mujeres que presentan un volumen excesivo de pecho, tienen complicaciones para realizar muchas actividades rutinarias de su día a día, sobre todo en el ámbito deportivo.

Por otro lado, no solo encontramos problemas de salud, ya que en algunas ocasiones las molestias son psíquicas y estéticas. Muchas mujeres sufren situaciones incómodas, ya que les disgusta la desproporción notable con el resto del cuerpo, y por consiguiente, se le suma una dificultad más a la hora de elegir el vestuario adecuado.

Algunos de los problemas más frecuentes son los siguientes:

  • Dolor de espalda y cuello
  • Erupciones frecuentes en la parte inferior de las mamas
  • Infecciones en forma de quistes mamarios
  • Estrías
  • Problemas respiratorios

¿Qué consideraciones tienes que valorar?

En las operaciones de reducción mamaria no solo afecta el tema del volumen del pecho, ya que en muchas ocasiones un gran volumen va relacionada con la grasa y el volumen del cuerpo de cada una.

A continuación hablaremos sobre diversos factores que cobran una gran importancia en este tipo de cirugía:

El descolgamiento, es decir, la caída excesiva de la mama puede provocar alteraciones cutáneas en la zona inferior a la mama, que deriva del roce del pecho en la pared abdominal, provocando: eczema, intértrigo o maceración. Así mismo, el tamaño de las areolas y la proyección también tienen una especial relevancia.

Además, como bien sabemos, no todos los cuerpos son iguales, por lo que existen diferentes técnicas para realizar la reducción como la técnica de cicatriz vertical, o bien, técnica con cicatriz de “T-invertida”.

¿Cómo es el postoperatorio de reducción mamas?

La recuperación de dicha intervención alcanza un intervalo de dos semanas, a pesar de que a los pocos días ya podrá hacer vida normal de forma progresiva.

Es normal presentar dolor, hematomas e hinchazón, pero estos síntomas desaparecerán en unos pocos días o semanas. La sensación que tienen nuestros pacientes en torno a las primeras semanas es de un leve quemazón y picor debido a la reabsorción por parte del cuerpo de los puntos colocados en la profundidad de la mama.

Por último, es importante tener en cuenta que la realización de la actividad física debe esperar un mínimo de 4 semanas desde la operación, siendo recomendable 6 semanas y la utilización de un sujetador deportivo durante el día y la noche.

 

 

Opiniones

Pide tu cita diagnóstica gratuita

Clínicas de cirugía y medicina estética de IMED Hospitales

Contacta por Whatsapp