Clínicas en Elche, Benidorm, Valencia, Gandía y Torrevieja Pide cita sin compromiso

Manchas en la piel. Tipos, causas y tratamientos.

¿Cuándo preocuparse por las manchas en la piel?

La piel es muy sensible, por lo que debemos vigilar la aparición de cualquier mancha para prevenir y evitar enfermedades graves, como puede ser el cáncer de piel.

A pesar de que las causas y tipos de manchas son muy numerosas, se deberá de realizar un tratamiento diferente según su origen, la zona donde aparezca y el aspecto, color o forma que presente. Por ello, el cuidado y mantenimiento de la piel es muy importante, ya que no tiene por qué ser nada grave, pero es interesante conocer algunos síntomas y saber cómo actuar al respecto.

¿Qué tipos de manchas de piel existen?

  • Manchas oscuras o hiperpigmentaciones:

Las manchas oscuras pueden ser manchas melánicas, provocadas por el aumento de la producción de melanina. Algunos de los modelos más comunes son las pecas o efélides, el melasma y las hiperpigmentaciones.

Por otro lado, también encontramos las manchas melanocíticas, ocasionadas por un aumento del número de melanocitos en los niveles de sangre, siendo el caso de los lunares o lentigos solares.

Algunas de las causas más frecuentes de manchas oscuras en la sociedad son las manchas por lesiones, acné e hiperpigmentaciones inflamatorias. Se producen posteriormente a una lesión , en casos de quemaduras, traumatismo o acné. En este último caso, cuando el grado del acné es alto, las lesiones profundizan más en las capas de la dermis provocando manchas de un color marrón más oscuro.

Por otro lado, también son muy habituales las manchas oscuras por envejecimiento, diferenciadas generalmente por su tamaño, ya que destacan por ser más grandes y con los bordes más definidos que las anteriores apareciendo en las zonas del cuerpo con mayor exposición solar.

  • Manchas rojas:

Por otro lado encontramos las manchas rojas como un signo clínico que indica que la piel está sensible, seca o irritada, o bien generadas por patologías como eccemas, la rosácea o la cuperosis. En ambos casos, estaremos ante un problema crónico combinado con un componente genético de origen desconocido.

En la rosácea encontramos un buen ejemplo, ya que es una enfermedad crónica muy común, siendo la inflamación general uno de los principales síntomas, junto con la aparición de granos, ulceraciones, conjuntivitis y/o nariz roja.

Por otra parte, la cuperosis, además del factor genético, observamos una dilatación de los capilares sanguíneos superficiales, originando chapetas en la zona de la nariz y/o mofletes.

  • Manchas claras o hipopigmentaciones:

Por último, encontramos la aparición de mancha blancas o claras, debido principalmente a la disminución de la cantidad de melanocitos, células responsables de producir melanina y proteger la piel de los rayos UVA.

Manchas blancas son la respuesta del cuerpo al envejecimiento de los melanocitos, localizándose en las zonas expuestas al sol, por lo que aparecen mayoritariamente en las épocas de verano.

Por otro lado, también existen las manchas de vitíligo, consecuencia de una enfermedad crónica que provoca una despigmentación de la piel en la que se sufre una pérdida selectiva de los melanocitos. La forma es muy distintiva, ya que pueden ser de cualquier tamaño y aparecer en cualquier parte del cuerpo.

¿Cuáles son las causas más frecuentes?

Las manchas ocasionadas por una alta exposición de rayos ultravioleta en la piel es una de la causas más habituales en la sociedad.

El envejecimiento facial provoca manchas oscuras o también llamados lentigos. Con el paso del tiempo, las capas más superficiales de la piel y las zonas del cuerpo más expuestas al sol pierden colágeno y elastina, lo que provoca la pérdida de la firmeza.

En cuanto a las pieles más jóvenes u oscuras, hablaremos sobre el melasma , causadas además del la alta exposición solar, por factores hormonales, genéticos, nutricionales o cosméticos. Su forma se diferencia por ser irregular con bordes difusos. Además, durante el embarazo, aumentan su aparición en la zona facial debido a alteraciones hormonales.

¿Cómo eliminar las manchas?

Para tratar las manchas, dependiendo de la zona, la forma, el color y sobre todo, del tipo de piel, en Clínicas Ilahy ofrecemos tratamientos ajustados a cada una de ellas, con la realización de un previo estudio sobre la profundidad de la mancha, siendo éste un aspecto muy importante a la hora de realizar cualquier tratamiento.

Algunos de los tratamientos que nuestros dermatólogos y médicos especialistas en medicina estética recomiendan en esta época del año son el Láser IPL , Láser de CO2 o el Peeling BRA, ya que nos encontramos ante la mejor temporada para realizar estos tratamientos ya que la intensidad de la radiación solar es menor.

En Ilahy dispones de una primera consulta médica gratuita para que los expertos puedan conocer tu piel, estudiar y ajustar a la perfección el tratamiento a realizar. Nos encargamos de devolver la luminosidad a tu rostro.

Opiniones

Pide tu cita diagnóstica gratuita

Clínicas de cirugía y medicina estética de IMED Hospitales

Contacta por Whatsapp