Clínicas en Elche, Benidorm, Valencia, Gandía y Torrevieja Pide cita sin compromiso

¿Los pechos operados envejecen?

¿Caducan los implantes mamarios utilizados en las cirugías de pecho? ¿Se pueden romper? ¿Cambiará la forma del pecho a medida que envejecemos? Son algunas de las preguntas que nos hacen en consulta cuando las pacientes deciden realizarse una mamoplastia de aumento de pecho. Por eso hoy hemos decidido aclarar estas dudas.

Si has llegado hasta este post es porque has decidido dar el paso para solucionar ese complejo o, porque te apetece y crees que te sentirás mejor al operarte. Esto llevará a que te surjan multitud de dudas sobre el después de la operación de pecho. Tal y como hemos mencionado en anteriores publicaciones, el aumento de pecho o mamoplastia de aumento es una de las más demandadas, y de las que más se ha ido desarrollando con el fin de lograr un efecto de lo más natural.

¿Por qué envejecen los pechos operados?

Hay mujeres que acuden a clínicas ilahy con la decisión de opera sus senos debido a que les otorgan una importancia psicológica particular, la más destacada expresión de la propia feminidad. Otros casos se deciden por esta cirugía de pecho ya que consideran que una cirugía de reconstrucción mamaria disimula el envejecimiento en estas zonas del cuerpo de manera casi permanente, evitando la caída de los senos y manteniendo en ellos la tersura propia de la juventud.

Es importante mencionar que los pechos que han sido operados mediante cirugía plástica experimentan cambios con los años, en mayor o menor medida, debido a la evolución natural de cada persona. Además, a este proceso natural se deben incluir circunstancias vitales como los embarazos los embarazos, las lactancias o los cambios de peso. Pero también intervienen otros factores, menos evidentes, como puede ser el tono natural del tejido cutáneo y muscular, la oscilación del peso, la dimensión de la prótesis e incluso el plano en el que se haya posicionado el implante.

¿Cómo frenar el envejecimiento de los pechos operados?

Tal y como hemos mencionado antes,  uno de los factores que influyen en este fenómeno es el posicionamiento de la prótesis. En este sentido, la colocación del implantes bajo el músculo puede favorecer que el nuevo seno conserve de una manera más duradera la sujeción y posición respecto a aquellas mamas con prótesis subglandulares.

En segundo lugar hay que tener en cuenta factores importantes, ya no solo por el bien de los resultados de una cirugía estética. Hablamos de los hábitos de estilo de vida saludables, como es seguir una buena alimentación, mantener un peso estable, realizar ejercicio físico y mantener una buena hidratación.

¿Caducan los implantes mamarios?

Esta es una de las preguntas más realizadas durante las primeras consultas con los cirujanos plásticos. En el pasado se utilizaban prótesis compuestas por silicona de baja cohesividad (silicona líquida o semilíquida), normalmente porque eran la más baratas. Pero estas suponen un problema doble,  ya que por un lado, permite que en el implante se formen pliegues acusados, que establecen una fricción con los tejidos circundantes y entre las capas de la cubierta de la prótesis, lo que con el tiempo lleva a la fractura de esa cubierta, esto es, a que el implante se rompa. Este sería uno de los peores problemas que se podrían dar, ya que se puede producir una salida de silicona fuera del bolsillo del implantes, con las consecuencias que esto supone.

Por otro lado, cuando el gel es realmente líquido (como el usado en prótesis antiguas) se puede dar lo que conocemos como “sudación”; es decir, las moléculas de silicona se filtran por los poros de la cubierta incluso sin que ésta este rota, pudiendo aparecer silicona fuera del bolsillo. Esta es la razón por la cual se solía recomendar el recambio de los implantes pasados 10 y 15 años desde del aumento de pecho.

Implantes mamarios de calidad

La evolución en tecnología y material ha permitido que las prótesis utilizadas a día de hoy sean de gel de silicona de alta cohesividad, esto significa que aunque la cortes no se va a deformar, ni esparcir por ningún lado. Por eso no hay miedo a que exista salida del gel de silicona fuera del bolsillo como sí existía con las anteriores.

Esta mejora en los implantes mamarios nos permite tener una actitud muy distinta e incluso llegar a plantear la posibilidad de que no sea necesario sustituir los implantes. Aún así se realizan controles pertinentes, aunque lo importante es que mientras el implante esté íntegro no es necesaria su sustitución, es decir, no hay que cambiarlo preventivamente como ha sucedido con las prótesis de gel de baja cohesividad y gel líquido.

En ilahy trabajamos con prótesis Mentor, de alta calidad, para asegurarnos de que en las cirugías de pecho se utilice el mejor material en el mercado, asegurando la durabilidad de estas.

Opiniones

Pide tu cita diagnóstica gratuita

Clínicas de cirugía y medicina estética de IMED Hospitales

Contacta por Whatsapp