Elche 966 915 154 | Benidorm 966 87 87 78 | Torrevieja 966 81 74 07 | Valencia 963 00 30 20 Pide cita sin compromiso

¿Cómo detectar que tu dieta es nociva?

Alguna vez a lo largo de nuestra vida nos hemos planteado hacer alguna “dieta milagro”. Cuando se acercaba algún acontecimiento importante o simplemente porque tras hacernos una foto no nos veiamos del todo bien, nos vienen las prisas por perder esos kilos de más y en realidad no nos damos cuenta de que estábamos haciendo una dieta nociva.

¿Qué es una dieta nociva?

Un alto porcentaje de españoles consultan a diario en internet, información sobre nutrición y estilos de vida saludable. Todos y cada uno de nosotros ha buscado cosas como: ¿que alimentos ayudan a adelgazar? o ¿cualos son los mejores comidas para ayudar con la retención de líquidos?

Bien, prácticamente todas las dietas que encontramos a raíz de nuestras preguntas en el buscador, no son adecuadas. El principal motivo por el cual no debemos de fiarnos es: cada persona necesita una dieta especial enfocada a sus características y necesidades.

Puede caber la posibilidad que una “dieta milagro” ayude a más de una persona, pero eso no quiere decir que vaya a causar el mismo efecto en todos los seres humanos habitantes del planeta.

Por ello, una dieta nociva es aquella que no cumple con los requisitos necesarios para las características de la persona.

Tipos de dietas nocivas

Existen muchos tipos de dietas, tantas como se quieran inventar. Solo los especialistas saben cómo crear dietas adecuadas. Pero, podemos distinguir en 3 bloques generales:

  • Pérdida de peso rápido
  • Restricción de alimentos
  • Combinadas con ejercicio

Pérdida de peso rapido

A la hora de perder peso, se debe de tener en cuenta que la mejor manera es progresivamente. Se trata de incorporar unos buenos hábitos alimentarios y de ejercicio que garanticen adelgazar y el mantenimiento.

Los profesionales recomiendan una pérdida de medio  kilo a la semana, en algunos casos de un kilo. Esas dietas que prometen bajar de peso en pocas semanas suponen una pérdida de líquidos, pero no de grasas. Es por esto que, en muchas ocasiones tiene lugar el famoso efecto rebote y se vuelve a recuperar el peso perdido de manera rápido.

Estas dietas son peligrosas en tanto y en cuanto pueden provocar:

  • Deshidratación: muchas de las “dietas milagro” basan su efectividad en la pérdida de líquidos, creando la sensación de que se pierde mucho volumen y peso. Sin embargo ello supone un riesgo evidente de deshidratación.
  • Fatiga crónica: la deshidratación implica también una pérdida importante en el rendimiento de las funciones importantes del organismo, lo que genera una continua sensación de cansancio y fatiga a causa también de la restricción de nutrientes.
  • Alteraciones del humor: el cansancio constante y la alteración del sueño, así como el hastío que generan estas dietas restrictivas, conducirán con toda probabilidad cambios continuos de humor, con episodios de irascibilidad y abatimiento.
  • Riesgo de lesiones musculares: uno de los problemas más importantes de perder peso rápidamente es que se hace a costa de la masa muscular y propiciando que se produzcan lesiones serias al hacer ejercicio.
  • Debilitamiento de los huesos: la falta de nutrientes de estas dietas también afectará a la masa ósea, debilitando los huesos y favoreciendo la posibilidad de una fractura.
  • Trastornos de la alimentación: es el riesgo más importante de la obsesión por perder peso de forma rápida y, por tanto, de las “dietas milagro”. Supone abrir una puerta a los trastornos de alimentación, como la anorexia o la bulimia.

Restricción de alimentos

Son muchas las dietas que eliminan de nuestras comidas alimentos, con nutrientes necesarios para nuestra buena salud.

Las dietas deben de ser equilibradas y variadas, las llamadas “dietas detox” pueden lograr una pérdida de masa muscular, si no hay un control médico puede verse afectado el funcionamiento de órganos como el hígado, sin olvidar que pueden resultar dañinas para personas con ciertas enfermedades.

Si la dieta está prevista a largo plazo y se van a eliminar ciertos alimentos de nuestro día a día, será necesario tomar vitaminas y minerales extra. Sin embargo, si el plan está diseñado para ser breve no será necesaria ningún tipo de suplementación. Hay que tener en cuenta que, la deficiencia de vitaminas puede provocar alteraciones en el gusto y apetito, favorece a los trastornos de coagulación sanguínea, a la caída del cabello y los dolores musculares.

Combinadas con ejercicio

Los mejores aliados para la pérdida de peso son: el ejercicio y la buena alimentación. El problema viene cuando la combinación no es la correcta, por ejemplo si se come poco y se hace mucho ejercicio.

Está claro que con la ausencia del ejercicio poco se va a conseguir, pero debemos de poner unos límites y dejarnos ayudar por profesionales. Dependiendo del momento de la dieta o lo que se quiera conseguir habrá que hacer unos ejercicios u otros.

Hay que tener cuidado, nuestro cuerpo es único y debemos de tratarlo como tal. Por ello, si quieres perder esos kilos de más acude a un profesional, dejate aconsejar por los mejores y asi conseguiras tus objetivos. En Ilahy contamos con una gran variedad de programas para pérdida de peso, cada uno de ellos especializado y hecho a medida para cada paciente.

 

 

Opiniones

Pide tu cita diagnóstica gratuita

Clínicas de cirugía y medicina estética de IMED Hospitales

Contacta por Whatsapp
×