Elche 966 915 154 | Benidorm 966 87 87 78 | Torrevieja 966 81 74 07 | Valencia 963 00 30 20 Pide cita sin compromiso

¿Cuál es el peso mínimo para una reducción de estómago?

Los procedimientos quirúrgicos, y no quirúrgicos, para reducir el estómago persiguen un fin común: la pérdida de peso progresiva, sostenida y saludable. Por ello es vital acudir a un especialista si has comenzado a notar cambios indeseados en tu cuerpo y en la báscula.

A ver, el punto de partida para saber el peso mínimo para la reducción de estómago consiste en conocer el Índice de Masa Corporal (IMC) del paciente afectado. Este indicador revela muy acuciosamente el nivel de grasa acumulada en el cuerpo y su  manifestación más evidente es el aumento de peso.

 Conoce el peso mínimo para la reducción de estómago

Según la Organización Mundial de la Salud todas aquellas personas que tengan un IMC entre 30 y 40, sufren de obesidad y por lo tanto deben recibir atención profesional con rápidez para evitar complicaciones.

Quienes tienen un IMC de 30 o más sufren de obesidad grado 1, aquellos que tienen un IMC entre 35 y 39,9 sufren de obesidad grado 2, y quienes tienen un IMC igual o mayor a 40 sufren de obesidad grado 3, también conocida como obesidad mórbida o de alto riesgo.

Es por ello que el peso mínimo para la reducción de estómago dependerá fundamentalmente del peso y la altura de cada individuo. Por ejemplo, una mujer que mida 1,57 debe pesar 50 kilos aproximadamente, pero si su peso es de 80 kilos, es muy probable que sea un buen candidato en este caso.

Pero en líneas generales quienes tienen más de 40 kilos de sobrepeso necesitan un apoyo para adelgazar, sobre todo si han intentando hacerlo por sus propios métodos durante periodos muy largos y han fracasado.

¿Para quién está indicado un tratamiento de reducción de estómago?

Pacientes que sufren de sobrepeso u obesidad

Se trata de dos condiciones que afectan considerablemente la calidad de vida de los pacientes y los motivan a cambiar su vida radicalmente al someterse a una reducción estomacal. Pero para ello es necesario acudir a una consulta con el especialista, quien realizará la evaluación y determinará tu índice de masa corporal (IMC).

¿Cómo se obtiene este cálculo? Dividiendo los kilogramos por el cuadrado de la estatura expresada en metros. Si este indicador es igual o mayor a 30 es muy posible que la reducción de estómago sea favorable, y si es igual o mayor a 40 las probabilidades aumentan aun más.

Personas con dificultad para adelgazar de forma natural

Sobre todo para personas con aparente dificultad de adelgazar pese a que se esfuerzan por hacer ejercicio intenso a diario, y por llevar una alimentación saludable a lo largo del día.

Esto provoca que les sea imposible deshacerse de ese peso adicional que perjudica su salud, autoestima y que dañan su motivación para llevar a cabo todo lo que en secreto desean.

Personas de entre 18 y 60 años

Sobre todo, que se trate de personas que tienen impedimentos a la hora de perder kilos naturalmente o que, por ende, hayan sido diagnosticadas con enfermedades secundarias muy serias o de alto riesgo como la diabetes tipo 2, la apnea del sueño, complicaciones del hígado o lípidos en la sangre.

 ¿Qué debes hacer?

Si no estás cómodo en tu propio cuerpo y aceptas haber perdido el control de tu peso y de tu salud en general, pues entonces habrá llegado el momento de acatar las siguientes sugerencias:

Pide ayuda

El sobrepeso y la obesidad son condiciones muy peligrosas para la salud así que no debes sentir pena o vergüenza, sino visitar a un profesional de la salud lo más pronto posible, o mejor dicho, antes de que sea demasiado tarde.

Recuerda que él es el único cualificado para evaluarte y determinar si es necesario realizarte una reducción de estómago para que vuelvas a tu peso ideal.

 Cambia tus hábitos alimenticios

Olvida la comida basura y todos aquellos productos artificiales, con colorantes o grasas que terminarán convirtiéndose en grasa y acumulándose en muchas partes de tu cuerpo como el abdomen, muslos, caderas o retaguardia.

Concéntrate en comer de manera saludable la mayor cantidad de veces que puedas y verás como tu cuerpo comenzará a transformarse paso a paso.

 Ejercítate

Deja atrás el sedentarismo y tus venas, músculos y articulaciones te lo agradecerán porque estarán más fuertes, saludables y en forma, lo cual se reflejará en tu figura con el pasar del tiempo.

Conoce más sobre estos procedimientos en la web de ilahy; donde disponemos de una unidad de obesidad y nutrición compuesta por un equipo multidisciplinar preparado para ayudarte a adelgazar y, sobre todo, asegurarse de que no recuperes el peso perdido.

Opiniones

Pide tu cita diagnóstica gratuita

Clínicas de cirugía y medicina estética de IMED Hospitales

Contacta por Whatsapp
×