Elche 966 915 154 | Benidorm 966 87 87 78 | Torrevieja 966 81 74 07 | Valencia 963 00 30 20 Pide cita sin compromiso

La importancia del psicólogo en los tratamientos de obesidad

La importancia del psicólogo en los tratamientos de obesidad

¿Has oído hablar de la psicología relacionada con la obesidad? No te preocupes si tu respuesta ha sido no, es una especialidad psicológica  que aún no goza de manera oficial de un reconocimiento como pueden tener otras especialidades en psicología:  psicooncología, psicología del deporte, etc.

La psicología de la obesidad es la rama encargada de la detección, diagnóstico y tratamiento de los trastornos o dificultades psicológicas generadas por la obesidad, así como la prevención y promoción de la salud de conductas que han sido alteradas por los problemas de peso. Cada vez son más los profesionales de la psicología que disponen de esta especialización, y en la unidad de obesidad y nutrición de ilahy contamos con un equipo especializado en abordar los aspectos psicológicos necesarios y relacionados con la obesidad y el sobrepeso.

En nuestro artículo de hoy queremos explicaros en que consiste esta rama de la psicología, y mencionaros algunos de los elementos psicológicos ligados a toda persona que sufre problemas de peso.

Aspectos psicológicos relacionados con la obesidad

Las personas con problemas de peso sufren una serie de alteraciones psicológicas que requieren de tratamiento para que los pacientes puedan combatir el exceso de peso de manera integral y profunda. ¿Qué quiere decir esto? El psicólogo busca generar cambios que van más allá que una pérdida peso, se pretende transformar los hábitos y mantenerlos en el tiempo.

Insatisfacción con la imagen corporal

Se trata de un problema que se debe trabajar y re-adaptar para lograr liberar la insatisfacción corporal del paciente. Se trata de algo que ocurre con bastante frecuencia en personas que padecen obesidad, crean una imagen corporal negativa y/o distorsionada que dista de la realidad. Esto causa que ambas realidades creen malestar, sufrimiento e incluso rechazo.

Descontrol, desorden y alteraciones en la relación con la comida

En este trastorno entra en juego una amplia opción de elementos, desde los aspectos que cada persona tiene en consideración en el momento de alimentarse, la elección de lo que come, la forma en que lo come, etc.. Llegando hasta aspectos esenciales como patrones o tendencias familiares, la gestión de nuestras emociones ligadas a la comida (alimentación emocional que hemos mencionado en anteriores post), etc.

Efectos de la ansiedad y depresión

La depresión y la ansiedad son dos factores que influyen negativamente en el bienestar de la persona y sobretodo en la obesidad, ya que toman la función de una barrera que dificulta la mejora del tratamiento. Esto hace que sea importante tenerlos en cuenta, evaluarlos y, en caso de ser necesario, plantear la necesidad de un trabajo terapéutico con el objetivo de mejorarlos.

Dificultad a nivel social

En ocasiones se pueden presentar casos de dificultades a la hora de relacionarse socialmente, e incluso a nivel familiar. Esto se debe a causas externas, como puede ser el valor social de la delgadez y el consiguiente aislamiento de una persona que no cumple con esta imagen. O también a causas internas de la persona que atiende a dinámicas familiares y que pueden ser el origen del problema de sobrepeso.

Baja autoestima

Es una situación habitual en pacientes con sobrepeso u obesidad. Pero no significa que ocurra en el 100% de los casos, pero en la mayoría de los que ocurre esta ligado a la imagen corporal negativa.

La valoración que realizamos a nuestro físico y a nuestra persona es un factor que determina enormemente nuestros actos. Es muy probable que las personas que, por ejemplo, viven obsesionados con las cifras de peso que marca la báscula, vivan con un continuo malestar y rechazo hacia su persona que dificulte tanto el bienestar del día a día como el tratamiento.

Hábitos poco saludables

Llevar una alimentación caótica puede extrapolarse a otros hábitos como la actividad física, el descanso, el estilo de vida etc. Una de las dificultades añadidas más común en casos de sobrepeso y la obesidad es el mantenimiento de los logros y los cambios conseguidos en cuanto a los hábitos de vida y alimenticios. Si estos cambios no se mantienen a largo plazo se dificulta la motivación y la adherencia al tratamiento.

¿Cuál es el papel de un psicólogo en los tratamientos de obesidad?

La intervención de un psicólogo en los tratamientos para combatir el sobrepeso y la obesidad es cada vez más necesaria e imprescindible. Al igual que otros procesos terapéutico, el tratamiento psicológico sirve para dar solución a todos los posibles problemas relacionados con el peso, de forma adaptada y englobando desde problemas interpersonales como problemas relacionales de pareja, etc.

Existen un grupo de objetivos terapéuticos iniciales que se centran en dar solución cuando se inicia un tratamiento de obesidad y que van mucho más allá de un objetivo ponderal o de una dieta hipocalórica. Aquí os destacamos seis objetivos importantes:

Analizar la posible existencia de un problema de trastorno del comportamiento alimentario. En muchas ocasiones el sobrepeso y/o obesidad viene a raiz de un problema o alteración de la conducta alimentaria. Por ejemplo: trastorno de atracón o bulimia nerviosa.

Valorar el modo de funcionamiento de la persona y las posibles variables implicadas que están manteniendo el problema del peso.

Seguir una serie de pautas para normalizar la relación del paciente con la comida y con el cuerpo, basándonos en la aceptación, en la compasión y en la satisfacción.

El trabajo y coordinación integral y multidisciplinar con todos los profesionales implicados en la mejora de la condición de la obesidad: nutricionistas, médicos especialistas, etc.

Realizar un trabajo de autoeficacia, motivación, psico-educación y de control interno que juegan un papel importante en el mantenimiento de unos hábitos saludables de estilo de vida, en cuanto a: alimentación, ejercicio físico, ritmo de sueño, etc.

Ofrecer al paciente unas herramientas (existen muchas y cada persona le beneficia más una que otra) para lograr que dispongan de un autoconocimiento, clave para determinar una transformación y un cambio permanente frente a un problema, como puede ser en este caso un problema de exceso de peso.

Opiniones

Pide tu cita diagnóstica gratuita

Clínicas de cirugía y medicina estética de IMED Hospitales

Contacta por Whatsapp
×