Elche 966 915 154 | Benidorm 966 87 87 78 | Torrevieja 966 81 74 07 | Valencia 963 00 30 20 Pide cita sin compromiso

IPL, luz pulsada intensa: recupera la belleza de tu piel

IPL, luz pulsada intensa: recupera la belleza de tu piel

El tratamiento de IPL (luz pulsada intensa) es una técnica de fotorrejuvenecimiento para mejorar la textura y calidad de nuestra piel gracias a la energía que produce la luz pulsada emitida por una máquina de última generación.

Las posibilidades son enormes, desde eliminar marcas en la piel producidas por el acné o el sol hasta tratar afecciones cutáneas como la rosácea o la cuperosis.

¿Cómo funciona la luz pulsada intensa (IPL)?

La máquina de IPL, denominada Ellipse I²PL+, emite una luz de banda ancha cuya energía actúa en las capas más profundas de la piel para mejorar la calidad de la piel de manera gradual y duradera. Esta luz produce un efecto de “fototermolisis selectiva”, capaz de destruir pelos, acné, manchas, arañas vasculares de la zona tratada sin dañar el tejido de alrededor.

La luz pulsada intensa estimula la formación de colágeno y mejora la tonalidad y textura de la piel, además de tratar problemas cutáneos como manchas, marcas de acné, venitas o texturas rugosas.

¿Qué problemas puede tratar la IPL?

A diferencia del láser convencional, la luz pulsada intensa puede utilizarse para muchos tratamientos diferentes de forma efectiva.

Acné

El acné aparece cuando el sebo no puede salir de la piel porque el folículo piloso está bloqueado. Esto provoca la aparición de bacterias bajo la superficie de la piel, formando granitos en la piel y cuya inflamación y posterior rotura puede llevar a cicatrices.

El tratamiento con IPL dirige pulsos de luz a la epidermis de la zona tratada de forma controlada. El calor producido reduce la producción de sebo, disminuyendo la inflamación, aclarando las cicatrices rosadas y neutralizando la formación de acné en unas 3-5 sesiones.

Cuperosis

La cuperosis es un problema de la piel ligado a problemas de microcirculación en los vasos sanguíneos que recorren la piel, especialmente del rostro, debido al calor, viento o frio intenso, exposición al sol, comidas copiosas y picantes, alcohol u otros factores como el estrés. Aparecen pequeñas varices o venas varicosas, en zonas como las mejillas o alrededor de la nariz, y pueden ir acompañadas de
enrojecimiento o brotes de granos.

El tratamiento con IPL, guiando el haz de luz sobre la zona a tratar, es capaz de eliminar las venas varicosas producidas por la cuperosis en unas 3-5 sesiones.

Rosácea

La rosácea es una enfermedad crónica que afecta la piel, especialmente en el rostro. Provoca un enrojecimiento de la piel de la cara, y en ocasiones hinchazón de los vasos sanguíneos justo debajo de la piel y úlceras cutáneas similares al acné.

El tratamiento con IPL ayuda a reducir este enrojecimiento del rostro, dirigiendo los pulsos de luz controlados a la superficie de la piel, en unas 3-5 sesiones.

Lesiones vasculares

Muchas personas sufren trastornos en los vasos sanguíneos, conocidas como lesiones vasculares, desde pequeñas venas rotas o capilares dilatados hasta grandes manchas de vino de Oporto. Algunas de estas lesiones están presentes desde el nacimiento, y otras se desarrollan con la edad o como resultado de una exposición al sol, formando manchas en la piel que habitualmente se disimulan con maquillaje.

El tratamiento con IPL, aplicado en zonas como el rostro, escote o manos, dirige pulsos controlados de luz pulsada intensa sobre la superficie de la piel. El calor que produce esta luz destruye los vasos sanguíneos de la piel dañada, de forma selectiva sin dañar el tejido circundante, y consiguiendo de este modo eliminar las manchas en la piel. Serán necesarias entre 1 y 3 sesiones de IPL.

Lentigos solares y pecas

Las lesiones pigmentarias benignas, como los lentigos solares o las pecas, pueden ser genéticas o causadas por daños físicos como quemaduras por exposición al sol o heridas, o simplemente causadas por la edad.

El tratamiento con IPL permite eliminar permanente estas pecas y lentigos solares que se encuentran en la superficie de la piel, especialmente en el rostro, escote o manos. La luz emitida es absorbida por la melanina que está concentrada en las lesiones pigmentarias, y el calor que producen las destruir por completo en unas 2-4 sesiones. Cuanto más oscuras sean sean estas pecas más posibilidades de eliminación tienen.

Rojez difusa

La rojez difusa permanente, denominada eritrosis, se localiza normalmente en las mejillas. Una de las causas más frecuentes de estas rojeces es la fragilidad excesiva de los capilares sanguíneos de la zona media del rostro, que tienen tendencia a dilatarse e inflamarse, especialmente con los cambios de temperatura. Esta inflamación produce rojeces en la superficie de la piel.

El tratamiento con IPL combate esta rojeces mediante la luz pulsada aplicada sobre la zona a tratar, destruyendo los capilares sanguíneos que producen las rojeces y sin dañar el tejido de alrededor. En la mayoría de los casos se elimina en 3-5 sesiones.

Fotoenvejecimiento

Con el paso de los años aparecen en nuestro rostro manchas de envejecimiento, pequeñas varices, rojeces difusas, una pigmentación desigual en la piel u otras lesiones y manchas cutáneas.

El tratamiento con IPL, dirigiendo pulsos de luz controlados sobre la piel, permite mejora el tono y aspecto de la piel, gracias a que la luz es absorbida por la melanina en las zonas pigmentadas y la hemoglobina presente en la sangre de las venas de la piel. El calor que produce destruye estas zonas dañadas, en unas 3-5 sesiones.

Eliminación de vello

El tratamiento de fotodepilación de IPL ofrece una eliminación duradera clínicamente probada, segura y efectiva del vello no deseado. Según estudios clínicos, se reduce el vello en más del 85% en tan sólo 4-6 sesiones con la IPL.

De igual forma que la depilación láser convencional, la depilación IPL destruye el folículo piloso en el que crece el vello, gracias a los pulsos de luz controlados que penetran en la epidermis y son absorbidos por la melanina del vello contenido en el folículo. El calor producido se transfiere al folículo piloso y es destruido e incapacitado para producir nuevo vello.
Como vemos, el tratamiento IPL de luz intensa pulsada permite tratar muchos problemas de la piel devolviendo su belleza natural. Los centros cuentan con el equipo Ellipse IPL de última generación para mejorar el aspecto de la piel y lucir un rostro homogéneo y bonito en muy pocas sesiones.

Opiniones

Con la confianza y seguridad de un entorno hospitalario

 Primera consulta médica gratuita, con tu asesor de imagen.

Pide Cita Sin Compromiso
Contacta por Whatsapp