Elche 966 915 154 | Benidorm 966 87 87 78 | Torrevieja 966 81 74 07 | Valencia 963 00 30 20 Pide cita sin compromiso

El peeling, tratamiento estrella de la medicina estética este otoño

El peeling, tratamiento estrella de la medicina estética este otoño

La Dra. Gabriela Arana, dermatóloga y médico especialista en medicina estética de IMED Hospitales, nos revela todas las claves del peeling. Un tratamiento seguro y eficaz contra las manchas, el acné, el envejecimiento. Un verdadero “recuperador” de la piel tras el sol del verano.

Termina el verano, y nuestra piel reclama atención. Sol, calor, cloro y sal dejan nuestro rostro reseco y falto de vitalidad. Es hora de poner manos a la obra.

Uno de los tratamientos estrella al acabar el verano son los peelings. Mucho se habla de ellos, pero…

 ¿Qué es un peeling?

Peeling simplemente quiere decir “renovación“. Es un tratamiento que busca eliminar capas muertas de la piel y tratar asimismo problemas como poros dilatados, falta de vitalidad, manchas e imperfecciones. Mediante los peelings logramos una piel más uniforme, luminosa e hidratada.

Y los beneficios no sólo son inmediatos. Porque mantener esa piel exfoliada de forma periódica, acaba repercutiendo en la zona profunda, allí donde se fabrica el colágeno y la elastina, haciendo que de forma progresiva mejoren también las arrugas y la elasticidad general de la zona.

 ¿Y cómo realizamos un peeling?

Los peelings se realizan con productos químicos, normalmente ácidos (salicílico, glicólico, ferúlico, mandélico, tricloroacético, retinoico, fenol…). Imagino que muchos de estos nombres resultarán familiares a los lectores, ya que se utilizan a bajas concentraciones en cremas hidratantes de diario para mejorar el resultado global del aspecto de la piel.

Dependiendo del problema a tratar, del tipo de piel,  de la edad del paciente y de sus hábitos de vida, el médico elige el producto y la concentración que va a utilizar.

Existen así peelings “superficiales”  (con recuperación inmediata, sin apenas enrojecimiento ni descamación, que permiten hacer vida normal al instante), peelings “medios” (con más rojez, con descamación moderada, que dependiendo de la vida del paciente y su exposición solar puede necesitar cuidados especiales) y peelings “profundos” (aquellos en los que recomendamos a los pacientes quedarse en casa durante un período de tiempo que suele rondar la semana).

Para aquellos a quienes gusta la estética natural, las buenas noticias son que se ha demostrado ya que realizar varios peelings superficiales logran un efecto final similar a realizar un peeling medio, por lo cual en general sólo recurrimos a los peelings más agresivos cuando es estrictamente necesario, usando cada vez más los tratamientos que permiten que el paciente continúe con su vida social y personal sin contratiempos.

¿Qué puedo tratar o mejorar mediante un peeling?

Existen peelings para tratar manchas, para luminosidad y fotoenvejecimiento, para arrugas, para falta de hidratación, para acné o poros dilatados. Cada producto tiene una característica que lo hace ideal para tratar un problema en concreto.

También quiero destacar que normalmente asociamos la palabra “peeling” a la cara. Pero la piel fotoenvejecida del cuello, el escote, incluso las manos mejora espectacularmente con el peeling adecuado.

¿Qué voy a notar?

De normal, en la mayoría de los peelings se nota sólo un ligero escozor o picor, que dura unos pocos minutos y cede de forma espontánea.

¿Cómo es la recuperación tras un peeling?

La recuperación va a depender principalmente del problema a tratar, ya que no es lo mismo realizar un peeling de fenol-crotón para arrugas profundas (en cuyo caso la recuperación es de una semana), que si lo realizamos para acné o poros dilatados (que el paciente solo experimenta una rojez discreta que cede en una o dos horas), o para revitalización, que la paciente se maquilla y puede hacer vida normal de inmediato. Es muy importante hablar del tema en la consulta para que el paciente sepa qué esperar, así como plantear todas las dudas que puedan surgir.

Quiero destacar respecto a la recuperación, que los productos disponibles en el mercado son muchísimos, y que cada día están más preparados para darnos resultados excelentes con una recuperación inmediata. Por ejemplo, en el pasado era impensable realizar un peeling con ácido tricloroacético (que de normal enrojecía y descamaba la piel de forma marcada) como lo hacemos hoy en día, que logramos el mismo efecto pudiendo hacer al instante una vida totalmente normal y sin que nadie note lo más mínimo en nuestra piel.

Ese es el motivo por el cual los peelings son actualmente de los tratamientos más demandados a nivel mundial.

¿Cuándo se puede realizar un peeling?

Normalmente, los peelings se realizan en épocas de menos sol. Pero ello va a depender de dónde viva el paciente, la zona del cuerpo en la que se realice el tratamiento, del tipo de peeling, de los hábitos de vida. Peelings suaves como los de acné o el PRX-T33 se pueden realizar incluso en verano, mientras que un peeling de melasma o de fenol profundo habría que realizarlo a partir de octubre. Como norma general, cuanto más profundo necesitemos llegar, más hay que alejarse de la exposición solar.

 

Dra. Gabriela Arana

Dermatóloga en IMED Hospitales

Médico especialista en Medina estética de ilahy

Opiniones

Black Friday: Mima tu piel!

 MyCODE y BYOPHYTO con un 50% descuento por tiempo limitado
(Del 20 al 25 de noviembre).

Accede a la promoción
Contacta por Whatsapp