Elche 966 915 154 | Benidorm 966 87 87 78 | Torrevieja 966 81 74 07 | Valencia 963 00 30 20 Pide cita sin compromiso

Pechos tuberosos: ¿cómo corregir esta anomalía en las mamas?

Pechos tuberosos: ¿cómo corregir esta anomalía en las mamas?

Los Pechos tuberosos son una anomalía del pecho relativamente frecuente, pero que crean un gran complejo en las mujeres que la presentan.

Estas “mamas raras” son una anomalía congénita, no necesariamente hereditaria. A pesar de ser una malformación de nacimiento, se manifiesta en el desarrollo del pecho durante la pubertad.

La mama se desarrolla y crece a partir de su base, donde se une al músculo pectoral. En los pechos tuberosos, se forma en la base de la mama, bajo la areola, un tejido fibroso en forma de anillo. Esta especie de tendón impide el completo desarrollo de la mama, estrangulando su crecimiento y limitándolo a crecer por dentro del mismo, adquiriendo la mama una forma peculiar.

Los efectos visibles de unos pechos tuberosos son:

  • un pecho con tamaño más pequeño de lo habitual, aunque también hay casos de mamas con un volumen normal.
  • unas mamas habitualmente asimétricas, con una base muy estrecha por la constricción del surco submamario, y con un polo inferior corto y poco desarrollado, lo que le da un aspecto tubular.
  • diferencias de tamaños entre ambas mamas, ya que esta anomalía puede afectar en diferente grado y forma a casa seno.
  • unas areolas más grandes de lo habitual y con frecuencia dilatadas y herniadas, con cierto grado de caída.

Los pechos tuberosos son muy habituales. Un 20% de los casos de aumento de pecho se deben a unos pechos tuberosos.

Muchas de las mujeres que tienen pechos tuberosos no son conscientes de ellos, y solo se ven un pecho raro que les acompleja, afectando a su autoestima y a su vida social y de pareja. Pero es un caso bastante habitual en nuestros centros de estética. Aproximadamente un 20% de los casos de aumento de pecho se deben a unos pechos tuberosos. La cirugía plástica es capaz de mejorar el contorno del pecho, consiguiendo un aspecto más natural y mejorando la autoestima de la mujer que padece esta anomalía.

Cirugía de corrección de pechos tuberosos

La única solución para los pechos tuberosos es la cirugía. Se trata de un procedimiento quirúrgico algo más complejo que un simple aumento de pecho. Es fundamental un diagnóstico acertado, acudiendo a un especialista en cirugía del pecho, ya que es una anomalía que no se corrige simplemente con un implante mamario.

El cirujano debe corregir:

  • la anomalía de la base mamaria.
    Antes de colocar la prótesis mamaria se debe romper el tejido fibroso que se ha formado en la base de la mama y que impide su normal desarrollo. Una vez que se ha retirado ese tejido que impide la distensión de la piel, se podrá colocar adecuadamente una prótesis mamaria que corrija la malformación.
  • la constricción y deficiencia en la zona inferior y lateral de la mama.
    En los pechos tuberosos se produce una asimetría que se debe corregir mediante una redistribución del tejido mamario. La mama ha crecido de forma asimétrica hacia adelante en forma de tubo, con más densidad en la zona superior que en la zona inferior y lateral de la mama. La experiencia del cirujano en estos casos será fundamental para unos resultados perfectos.
  • la herniación de la areola o su excesivo tamaño.
    En los pechos tuberosos es habitual que la areola tenga un tamaño desproporcionado. El cirujano realizará una reducción periareolar para corregir la herniación o protrusión de la areola.

operación de corrección de pecho tuberoso

Una vez que el cirujano ha corregido las anomalías que impiden un correcto desarrollo del pecho, se procede a colocar la prótesis mamaria. En los casos de pechos tuberosos se recomienda usar implantes mamarios anatómicos, ya que los implantes redondos habituales no consiguen unos resultados satisfactorios. Ten en cuenta que el implante debe rellenar especialmente la zona inferior y lateral del pecho, ya que el pecho ha crecido únicamente hacia adelante.

La cirugía para corregir unos pechos tuberosos es más compleja y larga que un simple aumento de pecho. La intervención puede durar 2-3 horas. El postoperatorio es similar a cualquier aumento de pecho, aunque los resultados tardan más tiempo en ser visibles. Se produce más inflamación y edemas en el postoperatorio, y los tejidos necesitan más tiempo para adaptarse.

El precio de esta cirugía de corrección de pechos tuberosos, al ser más compleja, será mayor que un aumento de pecho. Además, suele ser habitual emplear unas prótesis mamarias anatómicas de gel de alta cohesividad, cuyo precio también es mayor.

La operación de corrección de pechos tuberosos debe realizarla un cirujano plástico con experiencia en estas anomalías. Para unos resultados óptimos es crucial un diagnóstico preciso, por lo que si sufres este problema debes acudir a un centro estético de garantías, ya que el caso de cada paciente es distinto y necesita una cirugía diferente.

Opiniones

Jornada de Puertas Abiertas de Obesidad

 Diagnóstico gratuito. Descuento de hasta 650€ en Método POSE o Balón Gástrico.
Pide Cita Sin Compromiso
Contacta por Whatsapp