Elche 966 915 154 | Benidorm 966 87 87 78 | Torrevieja 966 81 74 07 | Valencia 963 00 30 20 Pide cita sin compromiso

La guía definitiva del aumento de pecho

La guía definitiva del aumento de pecho

¿Sueñas con un pecho perfecto? ¿Estás pensando en aumentar tu talla de pecho? El aumento de pecho es la intervención de cirugía estética más demandada en España, con más de 18.000 operaciones cada año.

Como cualquier operación estética, siempre hay que asegurarse de hacerlo en una clínica especializada que ofrezca garantías y donde te resuelvan cualquier duda que pudieras tener.

Por ello, en hemos elaborado una pequeña guía sobre el aumento de pecho para todas aquellas mujeres que estén planteando someterse a esta intervención.

DESCARGAR INFOGRAFÍA SOBRE EL AUMENTO DE PECHO

 

Razones para hacerse un aumento de pecho

El pecho es uno de los principales atributos que definen la feminidad. Tener unos senos bonitos hacen que una mujer se sienta más guapa y atractiva, lo cual supone un empujón a la confianza y la autoestima.

El grado de satisfacción después de un aumento de pecho es enorme. Es habitual encontrar entre las opiniones de nuestras pacientes frases como “me lo tendría que haber hecho antes” o “ahora me siento mucho más guapa y segura de mi”.

Las razones fundamentales para someterse a un aumento de pecho dependerán de cada mujer, pero generalmente obedecen a razones estéticas o reconstructivas. El aumento de pecho tiene el objetivo de aumentar el contorno y volumen de los senos, por lo que está indicado para mujeres con:

  • volumen de senos insatisfactorio,
  • pérdida de volumen tras un embarazo,
  • pérdida de volumen tras perder peso,
  • diferencias de tamaño en los senos,
  • reconstrucción después de un cáncer de mama,
  • corrección de malformaciones como la mama tuberosa.

La paciente debe estar en buenas condiciones físicas y psicológicas, y sobretodo ser realista con los resultados.

Como toda intervención quirúrgica, no hay tomar la decisión a la ligera. El hecho de remodelar el pecho implica un cambio en la apariencia física, que puede tener consecuencias psicológicas sobre la paciente. Por tanto, esta operación no se aconseja en aquellas mujeres que sufren inestabilidad psicológica (depresión, trastornos del comportamiento, etc.), menores de edad o mujeres que quieren hacerse un aumento de pecho para complacer los deseos de los demás.

¿En qué consiste la operación de aumento de pecho?

En una primera consulta, el especialista en cirugía de pecho te explicará cómo es la intervención. De esta consulta debes salir con todas tus dudas resueltas.

Posteriormente, te harás una exploración anatómica, teniendo en cuenta aspectos como el volumen de los senos, posibles asimetrías, el grado de descolgamiento o la musculatura pectoral. También es necesario hacer una analítica y algunas pruebas médicas para confirmar que eres apta para esta operación.

En función de tus expectativas y necesidades, seleccionaremos un tipo y tamaño de prótesis mamaria, manteniendo unas proporciones armoniosas y naturales.

El día de la intervención, entrarás al quirófano bajo anestesia, para que estés dormida durante la misma. La operación como tal dura aproximadamente una hora.

El cirujano realizará una pequeña incisión para introducir la prótesis mamaria. Dependiendo de tu constitución física y el tamaño del pecho, la técnica será diferente. Lo más habitual es usar la vía inframamaria para hacer la incisión. Ésta se realiza debajo del pecho, entre la pared pectoral y la parte baja del pecho. Es la técnica menos invasiva, donde la cicatriz queda escondida debajo del pecho. Otras vías son la zona periareolar (en los bordes de la areola o en el límite del área alrededor del pezón) o la zona axial (debajo del brazo, en la axila). Según cada paciente, la prótesis mamaria se sitúa por debajo o por encima del músculo pectoral.

Finalmente, una vez colocada la prótesis mamaria, se cierra la incisión con suturas intradérmicas, que se retiran al cabo de 14 días. Esta intervención generalmente requiere un ingreso hospitalario de una noche.

En general, podrás volver a tu actividad habitual en unos 4 días después de la intervención, guardando reposo relativo y con un incremento de la actividad gradual. Sólo durante los primeros días sentirás alguna molestia debido a la inflamación en las mamas, pero que se puede trata con analgésicos.

El postoperatorio completo dura aproximadamente un mes, donde deberás seguir las indicaciones del doctor:

  • evitar actividades de gran esfuerzo,
  • llevar un sujetador post-quirúrgico,
  • ingerir abundante líquido,
  • evitar el alcohol y el tabaco,
  • evitar la exposición al sol,
  • seguir la medicación prescrita.

infografía aumento pecho

¿Hay riesgos al hacerse un aumento de pecho?

Como cualquier intervención quirúrgica, existen posibles complicaciones, pero acudiendo a una clínica de garantías, estas complicaciones se reducen enormemente.

Después de la operación, suelen aparecer hematomas (acumulación de sangre) y seromas (acumulación de líquido alrededor de la prótesis) que desaparecen a los pocos días. El uso del sujetador post-quirúrgico favorece su rápida eliminación. En algunos casos pueden aparecer infecciones que se tratan con antibióticos.

La prótesis puede causar una contractura capsular, debido a que el tejido que se crea alrededor del implante mamario se encoge y endurece. Esto produce dolor y un aspecto poco natural del pecho. Afortunadamente, gracias al avance de las técnicas quirúrgicas y los nuevos materiales de las prótesis mamarias, este rechazo es realmente muy pequeño.

También existe riesgo de rotura del implante mamario. Si sucediera, debe sustituirse el implante, aunque no es una urgencia. El gel cohesivo de las prótesis hace que no se derrame el relleno y permanezca en el interior. En las prótesis de última generación este riesgo es muy bajo, e incluso ofrecen una garantía de sustitución en caso de rotura.

¿Qué prótesis mamarias se utilizan?

Una de las mayores preocupaciones y dudas que se tienen sobre la operación de aumento de pecho es la fiabilidad y seguridad de las prótesis mamarias. Las actuales prótesis de última generación reducen al mínimo riesgos como la contractura capsular o la rotura.

En nuestras clínicas ilahy empleamos prótesis de alta calidad ALLERGAN, líderes mundiales en implantes de mama, y que han pasado rigurosos controles de calidad.

Algunas de las ventajas de estas prótesis son:

  • Revestimiento con barrera para reducir la difusión del gel.
  • Elastómero para proporcionar mayor resistencia.
  • Prótesis lisas o texturizadas para adaptarse a la exigencias de cada paciente.
  • Control de relleno para un resultado natural y duradero.
  • Garantía ALLERGAN.

Estas prótesis están realizadas con geles de silicona de alta cohesividad que se componen de numerosas capas que evitan la salida de la silicona en caso de rotura. Además, el gel facilita un aspecto mucho más natural, tanto a la vista como al tacto.

La envoltura de la prótesis mamaria puede ser lisa (menos riesgo de infecciones y seromas, además de ser más sencilla su colocación, por tanto necesita una menor incisión) o rugosa (menos riesgo de encapsulamiento).

En cuanto a la forma de las prótesis, tenremos prótesis redondas, que consiguen un busto más elevado y con un escote más pronunciado, o prótesis anatómicas, que consiguen un busto más natural especialmente en mujeres de constitución delgada.

A pesar de la forma, se pueden conseguir óptimos resultados con los dos tipos de implantes. Será el cirujano quien te aconseje la prótesis más apropiada en base a tu anatomia y deseos.

Hay que tener en cuenta que las prótesis no son para toda la vida. Se deben hacer controles y revisiones de manera habitual. Mediante una sencilla resonancia magnética se detecta algún problema que haga necesario hacer un cambio de prótesis. Esta resonancia se debe hacer a los 10 años, y luego cada 5 años.

Opiniones

Black Friday: Mima tu piel!

 MyCODE y BYOPHYTO con un 50% descuento por tiempo limitado
(Del 20 al 25 de noviembre).

Accede a la promoción
Contacta por Whatsapp