Elche 966 915 154 | Benidorm 966 87 87 78 | Torrevieja 966 81 74 07 | Valencia 963 00 30 20 Pide cita sin compromiso

Ginecomastia, el crecimiento anómalo del pecho en el hombre

Ginecomastia, el crecimiento anómalo del pecho en el hombre

El hombre tiene un tejido mamario escaso y atrofiado que no ejerce ninguna función, por lo que el pecho masculino habitualmente no se desarrolla. Pero en algunos casos se produce un crecimiento anómalo en el pecho del hombre, provocando problemas estéticos y de autoestima, al verse con un torso lejos del ideal del cuerpo masculino. Se estima que un 40% de los hombres se ven afectados de algún modo por este problema.

Para un correcto tratamiento es importante diferenciar entre la Ginecomastia (producida por un desarrollo de la glándula mamaria debido a desequilibrios hormonales) y la adipomastia (producida por un exceso de grasa en el tejido mamario). Para ello es fundamental realizar un examen clínico.

Diferencias entre la ginecomastia y la adipomastia

La ginecomastia es un crecimiento anormal del pecho en el hombre debido a un desequilibrio entre los estrógenos (hormonas sexuales femeninas) y los andrógenos (hormonas sexuales masculinas). Por diversas causas, se produce un descenso de los niveles de andrógenos y un aumento de los niveles de estrógenos en el hombre. Este desequilibrio hormonal hace que la glándula mamaria se desarrolle excesivamente, produciendo una hipertrofia o aumento del tamaño de los senos en el hombre.

Este aumento de la glándula mamaria en el hombre puede ser unilateral (afecta a una sola mama) o bilateral (afecta a ambas). Generalmente este crecimiento se presenta de forma simétrica, aumentando el tamaño del seno de forma concéntrica desde el pezón, pero también se pueden dar casos de asimetría, afectando de forma diferente a ambos senos. En algunos casos la ginecomastia produce dolor e hipersensibilidad mamaria.

La adipomastia, también conocida como pseudo-ginecomastia, es un crecimiento anormal del pecho en el hombre debido a una acumulación de grasa en el tejido mamario, sin que el tejido glandular se desarrolle. Este caso es habitual en hombres obesos.

¿Cómo diferenciar la ginecomastia y la adipomastia?

Para diferenciar una adipomastia de una ginecomastia se debe realizar un examen clínico y morfológico mediante analíticas, mamografías, ecografías o ultrasonidos de las mamas.

En una exploración física del pecho, se valora la consistencia de las mamas. Mientras que el tejido mamario de la adipomastia es blando a la palpación, el tejido mamario de la ginecomastia es de consistencia gomosa, oponiendo más resistencia. Una consistencia más dura haría sospechar de un cáncer de mama en el varón, hecho poco común.

Ante la sospecha de una ginecomastia, se realizará una analítica de sangre y un examen endocrino para medir los niveles hormonales, para conocer si la ginecomastia ha aparecido como consecuencia de una patología o la administración de fármacos. Asimismo, el paciente se someterá a una ecografía y a una mamografía para identificar los componentes glandulares.

Causas de la ginecomastia

La ginecomastia se produce generalmente por causas fisiológicas que afectan a los niveles hormonales, especialmente en la pubertad, aunque también es relativamente frecuente que ocurra por otros motivos, como la administración de fármacos.

Entre las causas más habituales tenemos:

  • Tumores que produce altos niveles de estrógenos o de sus precursores: tumores testiculares, suprarrenales y en menor frecuencia tumores pulmonares, renales o gástricos.
  • Alteraciones en la función hormonal, que provocan un descenso de la producción de testosterona, ya sea a nivel testicular (orquitis, infecciones virales, traumatismos o castración) o bien a nivel hipofisario o hipotalámico, afectando a las hormonas que regulan la producción de testosterona y estrógenos.
  • Aumento de la conversión de andrógenos a estrógenos, debido a enfermedades como obesidad, hepatopatías crónicas, insuficiencia renal crónica, hipotiroidismo o el síndrome de Klinefelter.
  • Resistencia a los andrógenos o fallos en sus receptores, por causas genéticas, fármacos o factores ambientales.
  • Administración de fármacos que alteran los niveles de estrógenos y andrógenos:
    • Tratamientos hormonales para la patología prostática (Finasteride o Dutasteride).
    • Tratamientos para el cáncer de próstata (Bicalutamida o Flutamida).
    • Diuréticos (Espironolactona).
    • Protectores gástricos (Cimetidina).
    • Antagonistas del calcio para el control de la tensión arterial.
    • Tratamientos para trastornos psicóticos (Haloperidol).
    • Drogas como la marihuana, las anfetaminas, la heroína o la metadona.
    • Anabolizantes esteroideos usados para la musculación.

En la pubertad se puede producir un aumento transitorio de los niveles de estrógenos, lo que provoca un aumento de la glándula mamaria del joven. Afecta principalmente a jóvenes entre los 10 y los 14 años. Habitualmente es un desequilibrio transitorio y remite a los 2-3 años, donde de nuevo se regulan los niveles hormonales.

A medida que se envejece, se produce un aumento del tejido graso y un descenso de la producción de testosterona. Esto provoca un aumento de las glándulas mamarias y una apariencia de pecho caído en el hombre. Se calcula que entre un 50-60% de los hombres mayores de 50 años presentan ginecomastia. A estas edades es difícil recuperar el equilibrio hormonal y es necesario recurrir a la cirugía.

Causas de la adipomastia

La adipomastia es el crecimiento anormal de los senos en hombres por acumulación de grasa. A menudo se confunde con la ginecomastia, por lo que la adipomastia es conocida como pseudoginecomastia.

Su causa esta principalmente asociada a la obesidad, pero puede verse también en otras enfermedades en las que existe acumulación excesivo de tejido graso. En la actualidad, con el aumento significativo de la obesidad, existe un progresivo aumento de la pseudoginecomastia.

Tratamientos de cirugía de pecho en el hombre

Si el origen de la ginecomastia es debido a una enfermedad endocrinológica o un fármaco, suele ser suficiente con tratar la causa subyacente o retirar el fármaco sospechoso. En los casos de ginecomastia en adolescentes es conveniente esperar a que se regulen los niveles hormonales. En el caso de presentar una adipomastia, es necesario seguir una dieta adecuada y realizar ejercicio físico para intentar reducir los niveles de grasa presentes en el pecho.

Sin embargo, si el problema no remite o es insuficiente, se debe resolver con una liposucción simple o mediante cirugía.

Liposucción simple

Cuando existe predominio básicamente de tejido graso (pseudoginecomastia) se suele recurrir a una liposucción simple para reducir el volumen. Se realiza una pequeña incisión generalmente en la línea axilar anterior, axilar o inframamaria a nivel del pseudo-surco. A través de ésta, se introduce una pequeña cánula conectada a una bomba de succión por donde se aspira la grasa.

Cirugía reductora del pecho en el hombre

Cuando hay un aumento mamario por hipertrofia glandular, solo o junto a tejido mamario graso, se recomienda realizar una cirugía de pecho para retirar el tejido glandular de las mamas y eliminar la grasa y piel sobrante. La incisión se hace por la areola, en forma de media luna. En los casos que presentan acumulación de grasa se acompaña de una pequeña liposucción en la zona afectada.

Es un procedimiento quirúrgico muy sencillo y dura entre hora y media y dos hora. Generalmente no requiere ingreso hospitalario, aunque requiere reposo los primeros días. Una semana después de la intervención se puede volver a la rutina habitual, evitando los esfuerzos grandes. El postoperatorio requiere llevar una faja de compresión durante el primer mes.

 

La ginecomastia y la adipomastia, además de provocar deformidades estéticas en el pecho del hombre, provoca alteraciones psicológicas en el paciente, pero afortunadamente existen tratamientos sencillos para volver a tener un aspecto normal del tórax masculino. Consulta sin compromiso con nuestros especialistas en cirugía del pecho.

Opiniones

Con la confianza y seguridad de un entorno hospitalario

 Primera consulta médica gratuita, con tu asesor de imagen.

Pide Cita Sin Compromiso
Contacta por Whatsapp