Elche 966 915 154 | Benidorm 966 87 87 78 | Torrevieja 966 81 74 07 | Valencia 963 00 30 20 Pide cita sin compromiso

La gastrectomía tubular, cirugía bariátrica para tratar la obesidad

La gastrectomía tubular, cirugía bariátrica para tratar la obesidad

La Gastrectomía tubular, también conocida como manga gástrica, es una técnica restrictiva de cirugía bariátrica para tratar la obesidad muy usada en la actualidad junto al bypass gástrico.

Esta operación consiste en reducir el tamaño del estómago para limitar su capacidad, extirpando parte del estómago. De este modo se logra restringir la cantidad de alimentos que entran en el estómago, produciendo mayor sensación de saciedad y reduciendo el aporte calórico.

El resultado será una pérdida de peso gradual y duradera. También se consigue una mejoría en otras enfermedades causadas por la obesidad, como la diabetes tipo 2 o problemas de hipertensión.

¿En qué consiste la gastrectomía tubular?

La gastrectomía tubular se realiza bajo anestesia general y por cirugía laparoscópica, la técnica quirúrgica menos invasiva. Con el paciente dormido y en posición horizontal, se realizan una serie de secciones en el estómago, desde el píloro (parte inferior) hasta el cardias (parte superior) mediante una serie de aparatos de sutura mecánica en forma de grapas. Estas grapas cortan y suturan a la vez ambos lados del estómago, obteniendo de este modo dos partes completamente selladas: el nuevo estómago o manga gástrica, en forma de tubo y más reducido, y otra sección libre de la cavidad abdominal, que será extraída.

Mediante esta técnica se consigue reducir aproximadamente el 80% del estómago, disminuyendo unos 150-200 cc la capacidad del estómago.

La intervención de gastrectomía tubular suele durar aproximadamente una hora, en función de las características del paciente.

gastrectomia cirugia perder peso

Como vemos, es una técnica restrictiva, ya que se reduce el tamaño del estómago para limitar la cantidad de alimento que se puede ingerir, sin manipular el proceso digestivo. Al extirpar una porción del estómago, se logra:

  • Reducir la capacidad del estómago, por lo que se reducirá la cantidad de alimentos que puede albergar, y por tanto, su aporte calórico. De este modo gradualmente se perderá peso.
  • Llenar antes el estómago, por lo que la sensación de saciedad y de sentirse lleno se alcanza antes.
  • Disminuir la producción de grelina, hormona sintentizada por estómago cuando empezamos a comer y responsable del apetito. Por tanto, tendremos menos hambre.

¿Para quién está indicado una gastrectomía tubular?

La gastrectomía tubular está especialmente indicada para pacientes con problemas de obesidad que previamente han intentado y fracasado con dietas y hábitos de ejercicio saludables, así como otros tratamientos para perder peso sin cirugía, como el método POSE, muy efectivo en la mayoría de los casos de obesidad. Por tanto, la gastrectomía tubular se indica para personas con

  • Obesidad moderada, con un IMC entre 35-40 que sufren de otra enfermedad relacionada con la obesidad como la diabetes, hipertensión, apnea del sueño, o enfermedades del corazón.
  • Obesidad mórbida, con un IMC superior a 40
  • Obesidad extrema, con un IMC superior a 50, como paso previo a una cirugía derivativa como el bypass gástrico.

Puedes consultar los tipos de obesidad y sus grados de Índice de Masa Corporal aquí.

El equipo médico especialista en cirugía bariátrica de la obesidad deberá realizar un estudio clínico en profundidad del paciente, su estado de salud y factores de riesgo como enfermedades cardiacas severas, enfermedades mentales o trastornos alimentarios. Después de varias pruebas se determina si el paciente es apto a someterse a una gastrectomía tubular para perder peso.

¿Existen riesgos en una gastrectomía tubular?

Como todas las técnicas quirúrgicas, en la gastrectomía tubular existen riesgos de complicaciones. Una correcta valoración preoperatoria, uno equipo de cirujanos experimentados y acreditados, junto con un centro hospitalario de calidad y un buen seguimiento postoperatorio minimizará este riesgo.

A pesar de todo, existe un reducido número de pacientes que pueden presentar complicaciones como sangrado postoperatorio hacia el interior del estómago, infecciones o en raras ocasiones fuga de contenido gástrico a través de la sutura realizada.

¿Una gastrectomía tubular tiene efectos secundarios?

Al ser una técnica que no manipular el proceso digestivo, la gastrectomía tubular tiene pocos efectos secundarios.

La incidencia de náuseas y vómitos es muy escasa. Durante las primeras semanas se seguirá una dieta blanda que progresivamente se irá sustituyendo por una dieta más sólida. Estos primeros días de dieta sólida pueden surgir náuseas o dolores por comer en exceso. Deberemos acostumbrarnos a la nueva capacidad del estómago y adaptarnos a la cantidad adecuada que debemos ingerir.

Al ser una técnica que no modifica el proceso digestivo, no afecta a la intolerancia de ciertos alimentos ni a la absorción de minerales ni vitaminas. Este hecho si ocurre en otros procedimientos de cirugía bariátrica como el bypass gástrico.

El hecho de comer menos puede causar problemas de estreñimiento los primeros meses, por lo que es recomendable tomar fibra y beber mucho líquido para evitar la deshidratación.

Tampoco suelen ocurrir complicaciones tardías, como el reflujo gastro-esofágico, poco frecuente y que tiene tratamiento médico.

Suele ser habitual que la piel quede flácida después de una cirugía bariátrica de pérdida de peso como la gastrectomía tubular, aunque dependerá de la elasticidad de la piel. Puede corregirse mediante tratamientos de cirugía estética como la abdominoplastia.

¿Qué vida hay que llevar después de una gastrectomía tubular?

El postoperatorio de la gastrectomía tubular requiere de ingreso hospitalario de un par de días para analizar la evolución de la operación. Se realizará una radiografía y un contraste oral para comprobar el correcto tránsito intestinal. El paciente puede volver a casa, siguiendo las pautas médicas y dietéticas indicadas por el médico durante las semanas posteriores.

La dieta después de la gastrectomía tubular es muy importante. Los primeros días se seguirá una dieta blanda, donde no deben ingerirse líquidos durante la comida. Pasados unos días se incorporarán progresivamente líquidos a esta dieta blanda, para poco a poco ir incorporando alimentos blandos y finalmente conseguir una dieta normal. Después de unos 3 meses el paciente ya puede comer sólidos normalmente.

Es importante acostumbrarse a la nueva capacidad del estómago, comiendo menos cantidad, masticando bien los alimentos. Hay que incorporar hábitos alimenticios saludables, con una dieta variada rica en verduras, fruta, carne, pescado, y evitar alimentos grasos, dulces o hipercalóricos.

Es recomendable empezar a hacer ejercicio físico de manera suave, controlada y de forma progresiva. En general, la gastrectomía tubular mejorará sustancialmente la vida del paciente.

¿Cuando veré los resultados de una gastrectomía tubular?

Cada paciente tiene unos plazos concretos, y dependerá del la situación inicial del paciente, de la dieta seguida y los hábitos saludables que se debe adoptar. La pérdida de peso será gradual durante el primer año, siendo mayor durante los primeros meses. Se suele lograr perder un 50%-70% del sobrepeso.

Los primeros meses, además de una reducción progresiva del peso, se notará una mejoría en los riesgos para la salud que conlleva la obesidad, especialmente la hipertensión, colesterol y diabetes. El paciente se notará mejor y más sano.

En definitiva, el paciente, siguiendo unos hábitos saludables, logrará una mejoría espectacular en su calidad de vida.

, a través de IMED Hospitales, cuenta con una Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad, compuesto por cirujanos, endoscopistas, psicólogos, endocrinos, nutricionistas, anestesistas, médicos estéticos y cirujanos plásticos que te asesorarán y ayudarán a resolver cualquier problemas de sobrepeso, valorando las distintas opciones de cirugía bariátrica y endoscópica dependiendo de cada paciente.

Opiniones

Jornada de Puertas Abiertas de Obesidad

 Diagnóstico gratuito. Descuento de hasta 650€ en Método POSE o Balón Gástrico.
Pide Cita Sin Compromiso
Contacta por Whatsapp