Elche 966 915 154 | Benidorm 966 87 87 78 | Torrevieja 966 81 74 07 | Valencia 963 00 30 20 Pide cita sin compromiso

Bolas de Bichat, o cómo conseguir un rostro perfilado

Bolas de Bichat, o cómo conseguir un rostro perfilado

¿Qué son las Bolas de Bichat? Muchas son las famosas, como Elsa Pataky, Angelina Jolie o Jennifer Aniston, que se han realizado una bichectomía. Detrás de este nombre tan curioso no hay más que una sencilla intervención para perfilar el rostro y las mejillas, haciéndolas más delgadas y estilizadas.

Las bolas de Bichat son unos paquetes grasos que se encuentran en las mejillas, entre el músculo masetero y el músculo buccinador que se encargan de realizar los movimientos de masticar. Toman su nombre del anatomista y biólogo francés Xavier Bichat, que describió por primera vez estas bolsas de grasa. Mediante una sencilla operación, conocida como bichectomía, es posible extraerlas para conseguir un rostro más afilado y con los pómulos más marcados.

Estas bolsas de grasa en la cara las tenemos todas las personas, pero dependiendo de su tamaño y de la forma de nuestro rostro, nos dan un aspecto más redondo o alargado. Si tienes unos mofletes redondos que te dan un aspecto hinchado, la extracción de las bolas de Bichat son la solución para perfilar el rostro.

Elsa Pataki se quita las bolas de BichatLa extracción de las bolas de Bichat está indicada para aquellas personas de cara muy redonda o de pómulos poco marcados que desean conseguir un rostro más afilado y definido. Esta intervención no se recomienda en menores de 16 años, ya que aún no se ha desarrollado por completo la estructura del rostro.

¿En qué consiste la operación de extraer las bolas de Bichat?

La operación de extraer las bolas de Bichat es muy sencilla, rápida y sin riesgos. Normalmente se utiliza anestesia local y/o sedación. El cirujano efectúa una pequeña incisión por la cara interna de ambas mejillas, en el espacio que hay entre las muelas superiores e inferiores. Haciendo presión desde la cara externa se extraen las bolas de Bichat. El proceso es fácil y no es doloroso. La intervención dura entre 30 y 45 minutos, y es muy similar a un tratamiento dental como una extracción de las muelas del juicio. Esta operación no precisa ingreso hospitalario y el paciente puede volver a su rutina habitual inmediatamente.

Habitualmente se produce una pequeña inflamación que disminuye paulatinamente en 4 o 5 días. Hasta pasado un mes los resultados no son completamente apreciables. No hay que preocuparse por las cicatrices, ya que las incisiones se realizan en la cara interna de las mejilla, dentro de la boca, y por tanto no son apreciables.

Como cualquier intervención quirúrgica, existen riesgos mínimos, pero es una intervención muy poco invasiva. Pueden producirse pequeños hematomas por la acumulación de sangre en el área operada, que se evacua a través de una mínima incisión. El riesgo de infecciones hoy en día es muy raro, ya que se previenen con tratamiento antibiótico. Pero al tratarse de una intervención donde la incisión se realiza en una zona en contacto con la boca, que es una zona donde habitualmente se encuentra un elevado número de gérmenes, es difícil realizar una asepsia adecuada. La higiene bucal previa a la intervención es fundamental para reducir el riesgo de infección. También es aconsejable seguir una dieta semi-blanda los primeros días después de la intervención para evitar infecciones.

La bichectomía dura toda para toda la vida. Una vez retiradas las bolsas de Bichat ya no hay forma de que vuelvan a salir. Tendrás un rostro más afilado con los pómulos y el mentón más marcados que antes.

Opiniones

Con la confianza y seguridad de un entorno hospitalario

 Primera consulta médica gratuita, con tu asesor de imagen.

Pide Cita Sin Compromiso
Contacta por Whatsapp