Elche 966 915 154 | Benidorm 966 87 87 78 | Torrevieja 966 81 74 07 | Valencia 963 00 30 20 Pide cita sin compromiso

¿El estrés está afectando a tu cabello?

El estrés es uno de los trastornos que más influyen de manera negativa en la salud de nuestro cuerpo, y nuestro cabello también se ve afectado por este. Nuestro estado mental y corporal están estrechamente vinculados, y si bien un disgusto o situación nerviosa puede ocasionar alteraciones de nuestra tensión o ritmo cardiaco, también provoca fragilidad, debilitamiento y escasez de brillo del cabello, y puede desencadenar una alopecia estacional emocional.

¿Qué es lo que pasa en el cabello?

La caída de pelo que deriva del estrés físico y emocional se llama efluvio telógeno. Es un problema que debido a un estrés excesivo provoca que los folículos pilosos del cuero cabelludo empiecen una fase de reposo y el pelo se empieza a caer. En algunos casos cae de manera conjunta y en otros caen en zonas concretas del cuero cabelludo.

Para entenderlo el folículo piloso tiene su propio ciclo vital: fase de crecimiento, de transición, de reposo y de expulsión”, y el estrés altera el porcentaje de pelos que se encuentran en la fase de crecimiento y los sitúa en la fase de reposo.

¿Cuándo debemos empezar a preocuparse?

Una persona sin problemas capilares pierde entre 50 y 100 pelos cada día. Es algo completamente normal y, en comparación con la cantidad total de cabellos de la cabeza (en torno a 150.000 de media), la ausencia de estos pocos pelos ni siquiera es perceptible. Sin embargo, la pérdida de cabello sí que se considera un problema cuando se produce de forma excesiva.

Si notas que se te está cayendo más pelo de lo normal cuando te peinas o te enjabonas la cabeza, o si percibes una pérdida de espesor en una zona o a lo largo del cuero cabelludo, es conveniente que vayas al médico.

Ponle freno a la caída…¡Sí se puede!

Para ponerle una pronta solución y recuperación lo que debe hacer el especialista es devolver a nuestros folículos a la fase de crecimiento, es decir, reactivar la fase anágena con el uso tratamientos capaces de estimular la salida de nuevo cabello y que además favorezcan la circulación sanguínea del cuero cabelludo.

caida-pelo-estres

¿Cuál es el mejor tratamiento para la caída del cabello?

Lo primero será determinar la causa que está provocando la afección, para frenarla, y posteriormente poner en marcha la que hoy es la técnica más avanzada en el tratamiento de afecciones como el Efluvio Telógeno como:

PRP (Plasma Rico en Plaquetas): consiste en la extracción de una muestra mínima de sangre del paciente, para luego, a través de un centrifugado, separar el plasma rico en plaquetas y colocarlo en el cuero cabelludo, medíante microinyecciones. Este tratamiento estimulará la formación de colágeno, elastina y ácido hialurónico y aumentará la vascularización a nivel del folículo piloso, como resultado se observará un aumento del pelo en fase de crecimiento (fase anágena), notándose un mayor grosor y tono. La gran ventaja es que al tratarse de una sustancia proveniente del propio organismo no existe riesgo de rechazo a la sustancia.

Mesoteriapia capilar con vitaminas: La mesoterapia capilar en un tratamiento alternativo a la cirugía capilar que fortalece los folículos pilosos y favorece el crecimiento fuerte y natural del pelo a la vez que detiene y previene su caída. Está indicada para hombres y mujeres que sufran una calvicie leve o incipiente. La mesoterapia capilar se lleva a cabo realizando microinyecciones con una aguja extremadamente fina para introducir en las capas intradérmicas del cuero cabelludo, es decir, las más cercanas a la superficie de la piel, medicamentos o sustancias homeopáticas y vitamínicas con las que se trata directamente una zona afectada por la calvicie o la pérdida de pelo.

Rejuvenecimiento capilar con Filler: Induce la formación de nuevo cabello, con mayor grosor y volumen, aumentando la densidad y la calidad del cuero cabelludo. Es un tratamiento poco invasivo que se realiza con un gel estéril con biopéptidos y ácido hialurónico capaz de reactivar las funciones fisiológicas del folículo piloso y en particular de la papila dérmica, revitalizando el tejido tratado. Promueve la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y revitaliza el folículo piloso.

Cual quiera de los tres tratamiento es muy útil cuando las pérdidas son moderadas, y lo que hace falta es facilitar la regeneración. No requiere hospitalización, ni si quiera anestesia, y con él se logra aumentar la vascularización del folículo piloso, mejorando por tanto la circulación y favoreciendo la producción de colágeno, elástina y ácido hialurónico. De esta manera podremos recuperar el pelo y ponerle fin a la afección del Efluvio Telógeno.

Opiniones

Pide tu cita diagnóstica gratuita

Clínicas de cirugía y medicina estética de IMED Hospitales

Contacta por Whatsapp
×